Domingo, Febrero 21, 2021

10 mitos sobre la vacuna contra el coronavirus

El proceso de inoculación ha generado diversas dudas en la población, incluso han surgido grupos que han hecho un llamado a no participar de la vacunación.

Reino Unido, Rusia y Estados Unidos fueron los primeros países que iniciaron la aplicación de la vacuna contra Covid-19. A nivel latinoamericano, Chile, México y Costa Rica fueron los pioneros.

Sin embargo, desde que se comenzó a hablar sobre una inoculación masiva de inmediato surgieron agrupaciones antivacunas que realizaron una anticampaña. A esto se suma el desconocimiento y las dudas respecto a la rapidez con la que se logró fabricar el antídoto.

En este escenario, expertos han salido a desmitificar algunas de las afirmaciones que circulan como verdades, pero que no están en lo cierto. Estas son las 10 más comunes, según un reportaje de BiobíoChile.

  1. Las vacunas producen autismo

Este debe ser uno de los mitos más antiguos, pues surgió en 1998 cuando una revista de medicina publicó un estudio en el que relacionaba a la triple vírica (vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola) con la generación del autismo.

“Se comprobó que la investigación en que se basaba ese estudio estaba manipulada. El médico que lo publicó perdió su titulación y la revista de medicina que lo publicó se retractó”, detalló el Grupo de Virología.

  1. Primeros vacunados serán “conejillos de india”

“La investigación clínica lo que resguarda, es que la población general no se vea expuesta a riesgos potenciales sin tener una previa evaluación y, por lo tanto, por eso los estudios tienen varias fases”, afirma el presidente de la Sociedad de Farmacología de Chile (Sofarchi), también miembro del consejo asesor, doctor Jorge Fuentealba.

En la misma línea, el Grupo de Virología sostuvo que no se partió de cero, ya había varios grupos de científicos trabajando en proyectos para virus similares o de interés para la salud pública: SARS, MERS, ébola, zika y otros. Incluso algunas de las vacunas candidatas para otros coronavirus ya habían llegado hace años a fase clínica I”.

  1. Vacuna del Covid-19 altera el ADN

“Imposible”, pues los científicos crean un ARN mensajero (ARNm) sintético en el laboratorio, el cual contiene una copia de parte del código genético viral (algo así como el 5% del genoma viral). Este ARNm se introducirá en nuestras células y permitirá a la maquinaria celular poder fabricar una proteína viral llamada espícula o proteína S, y así estimulará al sistema inmune. Luego de esto, el ARNm inyectado desaparece al ser degradado por nuestras propias células”, explicó el Grupo de Virología.

  1. Si me vacuna me dará Covid-19

“Justamente la primera consideración que se tiene es que la vacuna esté completamente exenta de provocar una enfermedad como la del covid, si esa parte no resulta, no se desarrolla (la vacuna)”, afirmó el ex ministro de Salud, Álvaro Erazo.

  1. Si me vacuno ya no tendré que usar mascarilla

Los expertos señalan que no, pues primero se debe alcanzar la “inmunidad rebaño”. Además, el cuerpo necesito al menos 21 días para desarrollar los anticuerpos, momento en que la vacuna alcanzaría el 95 por ciento de eficacia.

“Ningún medicamento va a tener un 100 por ciento cerrado de eficacia, siempre va a haber algún factor externo que condicione esa falta de 100 por ciento”, explicó el doctor Fuentealba.

  1. La inmunidad de la vacuna tiene corta duración

“Con 52 días de esta vacuna, lo que nosotros esperamos es cortar ese ciclo de contagio que tiene a la sociedad en pandemia. Eso nos permite ordenar los sistemas sanitarios, descomprimir los sistemas de urgencias y ordenar todas las medidas que haya que tomar para seguir manteniendo en control ese ciclo”, explicó Fuentealba.

“La vacuna contra la varicela y el sarampión cumplieron ese objetivo hasta que aparecieron estos grupos que dijeron que vacunarse hacia mal, hay brotes importantes de sarampión que se pensaba que era una cepa que estaba erradicada y no era tan así, lo que pasaba es que estaba bajo control”, precisó.

  1. Si ya me contagié no debo vacunarme

Falso. “La recomendación es que los ya cursaron la infección sí se vacunen”, explicaron expertos de la Universidad Autónoma.

  1. Para generar las vacunas usaron células extraídas de fetos abortados

Falso. El Grupo de Virología señaló que “el uso de células o líneas celulares se limita a las vacunas de virus inactivado. La de Pfizer no necesita de uso de líneas celulares en su manufactura”.

  1. La enfermedad es real, pero no la causa un virus sino la 5G

Falso. “No existe ninguna prueba que la red 5G (o cualquier otra) pueda ser perjudicial, ya sea con el coronavirus o en general sobre la salud de las personas”, señalaron los expertos.

  1. La vacuna china es de mala calidad, y tiene fines políticos. Con la vacuna nos insertarán microchips

Es por lejos la teoría más conspirativa que ha resonado en relación a la vacuna contra el Covid-19. “Lamentablemente esto no pasa de ser un rumor malicioso que se propaga por redes sociales. Si quiere saber sobre la confiabilidad de las vacunas de distintos países, se sugiere recurrir a páginas de organismos técnicos internacionales como la OMS”, finalizó Fuentealba.


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS