fbpx

Escándalo en Carabineros: 13 funcionarios detenidos por formar banda delictual denominada “Los Pulpos verdes”

Extorsión, cohecho y apremios ilegítimos en el barrio Meiggs revelan una red criminal dentro de la institución policial.
Tomás Reyes Figueroa
4 Min de Lectura
Carabineros de Chile
Carabineros de Chile

Luego de una investigación liderada por la Fiscalía Centro Norte y el Departamento de Asuntos Internos de Carabineros, trece funcionarios de la institución fueron detenidos acusados de formar parte de una banda delictual que operaba en el barrio Meiggs, ubicado en el límite entre las comunas de Estación Central y Santiago.

Los uniformados, entre los que se encontraban dos subtenientes, un sargento primero y varios cabos primero y segundo, presuntamente cometieron delitos como cohecho, extorsión, apremios ilegítimos, hurto, tráfico de drogas y detenciones ilegales contra locatarios del sector, en su mayoría ciudadanos chinos.

Según la investigación, los carabineros cobraban a los comerciantes chinos sumas que iban desde los 300 mil pesos hasta los 1,6 millones de pesos, a cambio de seguridad y protección. Los pagos se realizaban de manera diaria, semanal o mensual, y en algunos casos, los uniformados amenazaban y golpeaban a los locatarios que se negaban a pagar.

Evidencias contundentes

La carpeta investigativa reveló que los carabineros involucrados formaban parte del Escuadrón de Control de Orden Público, una unidad perteneciente a la 2° y 3° Comisaría dedicada a ejercer labores de control en el barrio comercial. Incluso, durante estas rondas y controles, los funcionarios se habrían coordinado para cometer los delitos.

Las autoridades lograron recabar videos que muestran a los uniformados cobrando dinero a los comerciantes chinos, utilizando vehículos policiales sin balizas encendidas y tapando sus identificaciones. Según los antecedentes, en una sola cuadra podían recaudar hasta 600 mil pesos en un día.

Fueron los mismos comerciantes y algunos civiles quienes denunciaron la situación en la misma unidad policial a la que pertenecían los uniformados detenidos, lo que alertó a las autoridades y dio inicio a la indagatoria que se extendió por cerca de un año y medio.

Carabineros Los Pulpos Verdes
13 carabineros fueron detenidos por cohecho, tráfico, apremios ilegítimos, detenciones ilegales y hurto.

Reacciones y posibles penas

Ante este escándalo, el presidente Gabriel Boric afirmó que los detenidos “deben ser investigados por la justicia civil y si los delitos son probados, deben ser condenados, ya en Chile nadie está por sobre la ley”.

Por su parte, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, calificó los hechos como “de la máxima gravedad” y afirmó que los imputados han “traicionado la memoria de los mártires de la institución”, anunciando que solicitarán las penas más altas en caso de que se comprueben los delitos.

El exfiscal Carlos Gajardo explicó que cada uno de los delitos imputados tiene penas que van desde los 3 años y un día hacia arriba, por lo que “fácilmente la pena podría superar para estos hechos los 10 años de cárcel para algunos funcionarios”.

En tanto, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, señaló que “no dejarán espacio a que delincuentes se infiltren haciendo uso del uniforme para cometer delitos y dañar el incansable y abnegado trabajo de quienes forman parte de la institución”.

Revisa más detalles de la banda delictual de Carabineros “Los Pulpos Verdes”

 

Te puede Interesar:  Descubren primer caso de «porfiria» en Antofagasta: enfermedad rara y sin cura
Compartir esta Noticia