fbpx

Indemnización histórica de mil millones por violencia obstétrica en Chile

Tribunal ordena pago millonario por caso de negligencia médica que dejó a recién nacida con graves secuelas
Angélica Morales - Editora
4 Min de Lectura
Indemnización Hospital San Borja
Madre recibe millonaria indemnización tras negligencia en parto

Un fallo histórico del 26° Juzgado Civil de Santiago ha condenado al Servicio de Salud Metropolitano Central, al Hospital San Borja, al médico ginecólogo Matías Solari y a la matrona Elizabeth Salazar a pagar una indemnización de más de mil millones de pesos por un caso de violencia obstétrica ocurrido en abril de 2017.

El 16 de abril de 2017, Josephine R. ingresó al Hospital San Borja con 41 semanas de embarazo y contracciones seguidas. A pesar de sus dolores, solo recibió medicamentos para inducir el parto. Durante más de 12 horas, la mujer sufrió fuertes dolores y pidió ayuda en repetidas ocasiones, incluso solicitando una cesárea al notar que su hija estaba sufriendo.

Según el testimonio de la madre, recibió comentarios crueles por parte del personal médico, incluyendo frases como “No me mandaron a abrir las piernas” y “Si me gustó cuando lo hice, que ahora asumiera las consecuencias”. Además, denunció que se le realizaron procedimientos prohibidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como la maniobra de Kristeller (presión en el abdomen) y una episiotomía.

 

Te puede Interesar:  Tea Time en la mira judicial: Nuevas acusaciones de amenazas sacuden al músico
Hospital San Borja
Hospital San Borja

Consecuencias para la recién nacida

Como resultado de esta negligencia, la bebé sufrió una asfixia que la dejó tres meses internada. Posteriormente, fue diagnosticada con trece patologías neuronales y psicomotoras que la afectarán toda su vida. El fallo judicial describe que la niña, ahora de siete años, “sufre un daño cerebral de extrema gravedad, que la deja postrada, ciega, sorda, sin capacidad cognitiva, sin capacidad motora, sin capacidad de alimentarse por vía fisiológica, con daño pulmonar que la obliga a ser oxigenodependiente de por vida”.

El tribunal determinó que la atención médica fue “abiertamente negligente y desapegada”. Se criticó la actitud pasiva del médico Solari, quien se desligó de sus responsabilidades y delegó tareas importantes en el personal auxiliar. También se cuestionó a la matrona por no insistir en buscar la intervención de otro médico ante las negativas de quien debía atender a la paciente.

La sentencia establece que los demandados deberán pagar solidariamente un total de $1.042.691.340, desglosados de la siguiente manera:

– $500 millones por daño moral a la menor de edad
– $250 millones a la madre
– $250 millones al padre
– $42.691.340 en “daño emergente futuro” para cubrir los gastos mensuales de atención a la niña

Impacto y reacciones

Este caso representa la segunda indemnización más alta dictada por un tribunal chileno en casos de negligencia médica. El abogado que representa a la familia, Héctor Musso, expresó su satisfacción no solo por la cuantía de la indemnización, sino también por el “reproche directo y crudo de la violencia obstétrica” que sufrió su representada.

Te puede Interesar:  ¿Por qué es feriado este martes 16 de julio en Chile y cómo funcionará el comercio?

El fallo pone de manifiesto la necesidad de abordar y erradicar la violencia obstétrica en el sistema de salud chileno, un problema que afecta a muchas mujeres durante el parto, convirtiendo lo que debería ser un momento hermoso en una experiencia traumática y humillante.

Síguenos en Instagram @duplos.cl y únete a nuestro Canal de WhatsApp  y Google Noticias para estar al día de nuestras noticias.
Compartir esta Noticia