fbpx

Julian Assange alcanza acuerdo con EE.UU. y queda en libertad tras años de batalla legal

El periodista australiano acepta declararse culpable de un cargo de conspiración a cambio de evitar la cárcel en EE.UU. y poner fin a su extradición desde Reino Unido
Leonardo Zúñiga - Editor
7 Min de Lectura
Julián Assange
Fundador de WikiLeaks se declara culpable de espionaje y evita prisión en Estados Unidos

Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, ha llegado a un acuerdo con la justicia de Estados Unidos que podría poner fin a su encarcelamiento en Reino Unido y permitirle regresar a su hogar en Australia. Según documentos judiciales, Assange, de 52 años, aceptó declararse culpable de un único cargo penal de conspiración para obtener y divulgar información clasificada de defensa nacional de Estados Unidos.

El acuerdo fue presentado ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para las Islas Marianas del Norte. Está previsto que Assange sea condenado en una audiencia que se realizará en la isla de Saipán este miércoles por la mañana. Es probable que se le abone el tiempo que ya ha cumplido y no se le impongan nuevas penas de cárcel.

Los fiscales federales recomiendan que Assange sea sentenciado a cinco años de prisión como parte del acuerdo de declaración de culpabilidad. Sin embargo, no se le exigirá que pase tiempo en una cárcel de EE.UU., pues se le acreditará el lustro que pasó preso en Reino Unido, luchando contra su extradición a esta nación norteamericana.

Detalles del acuerdo y proceso judicial

El documento judicial fija la audiencia para el próximo miércoles en una corte de distrito de las islas Marianas del Norte, y agradece al tribunal que acomodase los procedimientos de declaración de culpabilidad y sentencia en un solo día. Este pedido se realiza “a la luz de la oposición del demandado a viajar a los EE.UU. continentales para declararse culpable y la proximidad de este Tribunal Federal de Distrito de los EE.UU. al país de residencia del acusado, ciudadanía australiana, a la que esperamos que regrese al concluir el proceso”.

Inicialmente, el fundador de WikiLeaks se enfrentaba a una pena de hasta 175 años de prisión bajo la Ley de Espionaje por obtener y revelar información clasificada. Los cargos contra Assange provocaron la indignación de sus numerosos partidarios en todo el mundo, que desde hace tiempo sostienen que Assange, como editor de WikiLeaks, no debería enfrentarse a los cargos que se suelen utilizar contra los empleados del gobierno federal que roban o filtran información.

Julián Assange Free
El periodista australiano acepta declararse culpable de un cargo de conspiración a cambio de evitar la cárcel en EE.UU. y poner fin a su extradición desde Reino Unido

Liberación de Julian Assange y reacciones

El Tribunal Superior de Londres dejó en libertad bajo fianza a Julian Assange el lunes 24 de junio. Según un comunicado de WikiLeaks publicado en su cuenta de la red social X, “Julian Assange está libre. Ha abandonado la prisión de máxima seguridad de Belmarsh en la mañana del 24 de junio, tras haber pasado allí 1.901 días. El Tribunal Superior de Londres le ha concedido la libertad bajo fianza y ha sido puesto en libertad en el aeropuerto de Stansted por la tarde, donde embarcó en un avión y ha partido de Reino Unido”.

Assange fue detenido por las autoridades británicas el 11 de abril de 2019, después de abandonar la Embajada de Ecuador en Londres, donde permaneció refugiado durante casi siete años. Desde entonces, se encontraba en una prisión de máxima seguridad, en virtud de una orden de arresto emitida desde Estados Unidos.

Apoyo del gobierno australiano

En mayo pasado, el primer ministro de Australia, Anthony Albanese, pidió la liberación del fundador de WikiLeaks después de que el Tribunal Superior de Londres fallara a su favor y le permitiera apelar contra su orden de extradición a Estados Unidos. Albanese declaró: “Seguimos trabajando de forma constructiva. Nuestra posición ha sido muy clara y la misma que tuve como líder de la oposición y como primer ministro. Es suficiente”.

El primer ministro australiano subrayó que el encarcelamiento y proceso judicial contra Julian Assange “no sirve de nada” y aseguró que las autoridades de Australia seguían “trabajando muy de cerca para lograr resultados”, en referencia a su liberación.

Te puede Interesar:  Histórico: Universidad de los Lagos celebra aprobación de política universitaria de pueblos originarios

Impacto y consecuencias de las filtraciones de WikiLeaks

En 2010, WikiLeaks hizo públicos cientos de miles de documentos militares estadounidenses clasificados sobre las guerras de Washington en Afganistán e Irak, consideradas las mayores violaciones de la seguridad de este tipo en la historia militar de Estados Unidos. Assange fue acusado durante la administración del expresidente Donald Trump por la publicación masiva de documentos secretos estadounidenses por parte de WikiLeaks, que fueron filtrados por Chelsea Manning, una exanalista de inteligencia militar estadounidense que también fue procesada en virtud de la Ley de Espionaje.

Julián Assange en Libertad
Julian Assange llega a un acuerdo con EE.UU., se declara culpable de espionaje y queda en libertad tras años de encarcelamiento en Reino Unido.

Los más de 700.000 documentos incluían cables diplomáticos y relatos del campo de batalla, como un vídeo de 2007 de un helicóptero Apache estadounidense disparando contra presuntos insurgentes en Irak, matando a una docena de personas, entre ellas dos miembros del personal de noticias de Reuters. Ese vídeo se hizo público en 2010.

Julian Assange señaló en todo momento que las informaciones reveladas en 2010 sirvieron para dar a conocer crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos. Muchos defensores de la libertad de prensa argumentaron que acusar penalmente a Assange representa una amenaza para la libertad de expresión.

Síguenos en Instagram @duplos.cl y únete a nuestro Canal de WhatsApp  y Google Noticias para estar al día de nuestras noticias.
Compartir esta Noticia