fbpx

Municipalidad de La Serena en la mira por pago de $761 millones a “funcionarios fantasmas”

Cientos de millones de pesos en pagos a "funcionarios fantasmas" fueron denunciados tras auditoría a la Municipalidad de La Serena.
Mario Cuche
7 Min de Lectura
Contraloría detectó millonarios pagos a "funcionarios fantasmas" en La Serena
Contraloría detectó millonarios pagos a "funcionarios fantasmas" en La Serena

La Contraloría General de la República dio a conocer una serie de irregularidades en la Corporación Municipal Gabriel González Videla de La Serena, mediante la cual el municipio administra servicios de Educación y Salud. En total, casi $761 millones se pagaron en sueldos sin justificación a lo que se denomina como “funcionarios fantasmas”.

Una denuncia en redes sociales sobre irregularidades en pago de honorarios en el área de la salud municipal serenense gatilló el inicio de investigaciones internas y una auditoría del órgano contralor.

Fue así como a través de la mencionada auditoría al Departamento de Salud de la Corporación se constataron también multimillonarias deudas vencidas con la Tesorería General de la República que deberán ser subsanadas.

Todos los antecedentes fueron puestos a disposición del Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado para que se inicien los procesos penales respectivos, mientras que el Municipio ya se adelantó con la presentación de querellas por fraude, estafa y otros engaños contra los funcionarios que sindican como los responsables del descalabro y que ya fueron desvinculados.

Te puede Interesar:  Irán en luto: Presidente Ebrahim Raisí muere en trágico accidente de helicóptero

Pagos millonarios a “funcionarios fantasmas” en La Serena

El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, presentó una querella por lo millonarios pagos cuestionados por la Contraloría
El alcalde de La Serena, Roberto Jacob, presentó una querella por lo millonarios pagos cuestionados por la Contraloría

En total, según antecedentes revelados por radio Bio Bio, sólo entre 2020 y 2021 la repartición pagó varios cientos de millones de pesos en honorarios a 19 personas “a cambio” de servicios que nunca se ejecutaron.

Así lo detalla el informe final de la Unidad de Control Externo de la Contraloría Regional de Coquimbo, al que accedió este medio, donde se enumeran también otras situaciones en que la entidad administrada por un directorio que preside el alcalde de La Serena, Roberto Jacob Jure, gastó plata fiscal sin el respaldo respectivo.

Los montos corresponden a dineros del Departamento de Salud de la mentada Corporación Municipal, que durante 2023 fue objeto de una auditoría de parte del equipo regional del órgano de control.

En el proceso se constató que, entre 2020 y 2021, la corporación pagó honorarios a 19 personas que no desempeñaron efectivamente funciones ni prestaron servicios en algún establecimiento de atención primaria de salud. ¿En total? Más de $761 millones de pagos catalogados de “improcedentes” por Contraloría. Sólo una esas personas recibió más de $91 millones en los dos años auditados.

En efecto, durante 2020 y sin contar la retención para el pago de impuestos, la Corporación pagó $375.765.552 a la nómina de los 19 trabajadores fantasmas. Otros $385.277.310 se gastaron en 2021, lo que fue ratificado por la directora del Departamento de Salud del organismo de acuerdo al informe.

Por esta situación observada, que fue catalogada como de “alta complejidad”, la Contraloría buscará la restitución de los recursos. En paralelo, los antecedentes fueron puestos a disposición del Servicio de Salud Coquimbo, la Fiscalía Local de La Serena y el Consejo de Defensa del Estado “para los fines que en derecho correspondan”. Es decir, para el inicio de una investigación penal.

Te puede Interesar:  Puerto Coronel retoma operaciones tras acuerdo que pone fin a paralización

Detalles de los pagos y deudas

En su exhaustiva revisión la Contraloría constató también que, al 1 de agosto de 2023, la Corporación auditada mantenía una más que considerable deuda pendiente con la Tesorería General de la República por diferentes conceptos. No se trata algunos miles de pesos, sino de una morosidad que se encumbra por sobre los $2.334 millones.

De igual forma, se comprobó que la Corporación tenía a esa fecha otros $2.511 millones en deuda con la TGR por concepto de impuestos declarados, pero no pagados al órgano recaudador.

En este caso, el fiscalizador apunta a la responsabilidad que recae en el secretario general de la Corporación Municipal Gabriel González Videla de La Serena, Jorge Díaz Torrejón, quien estaría incumpliendo con la obligación legal de “controlar debidamente los ingresos de los fondos sociales y supervigilar la contabilidad de la Corporación”.

En el informe se detalla que al ser consultada por estas deudas con Tesorería, la Corporación indicó que el 24 de febrero de 2023 habían firmado un convenio con la caja recaudadora fiscal para pagar únicamente $880 millones pendientes de los impuestos de 2021, “afirmando que sería el único monto pendiente de impuestos de esa anualidad, pero sin adjuntar el documento en cuestión”.

Por esto último, la Contraloría le otorgó a la Corporación serenense un plazo de 60 días hábiles para hacer llegar “el citado convenio y los antecedentes que lo respaldan, además de complementar su respuesta tanto sobre la deuda morosa al 1 de agosto de 2023, como de aquella derivada de impuestos impagos”.

En todo caso, de igual estos hechos fueron puestos en conocimiento del Ministerio Público, el CDE y el Servicio de Impuestos Internos (SII) para los fines que estimen convenientes.

Te puede Interesar:  Críticas transversales contra Kast por tratar de "travesti político" a Boric

Otro monto que cuestionó Contraloría y que será materia de investigación guarda relación con dineros por pago de honorarios por servicios sin respaldo ascendente a $31,2 millones. Además, se pagaron $4,8 millones por honorarios en Cesfam, SAPU y SAR “respecto de los cuales los libros de conteo de horas proporcionados no respaldan las horas pagadas ya sea en exceso o en defecto”.

En la misma línea, se pagaron $2,6 millones por extensión horaria, traslados de pacientes de diálisis y otros sin respaldo documental.

Con todo, en este ítem la Contraloría detectó que al menos $38,7 millones se pagaron por servicios que no pudieron ser acreditados. En efecto, se instó a la Corporación a “aclarar la situación” y devolver las sumas involucradas.

Compartir esta Noticia