fbpx

Saltarse las comidas: Todos los peligros involucrados

Saltarse las comidas es algo muy común en la sociedad, sobre todo para quienes tienen desórdenes alimenticios o un horario apretado. Aunque al principio no se perciba, con el tiempo el organismo empieza a funcionar incorrectamente.
Luisa María Lugo
3 Min de Lectura
Ensalada

Mantener una buena alimentación no implica solamente comer alimentos saludables. Hay que evitar saltarse las comidas, porque de lo contrario tu cuerpo no funcionaría de la manera adecuada.

Lamentablemente, son cada vez más las personas que se saltan por lo menos una de las tres comidas habituales al día. Es posible que tengan que trabajar en horas complicadas o que sencillamente no tengan apetito.

¿Cuáles son las consecuencias de saltarse las comidas?

Existe una modalidad de dieta que se conoce como ayuno intermitente, que consiste en hacer solo dos o una comida al día. Sin embargo, es una técnica que requiere preparación y constancia, así que no debes confundirla con saltarse las comidas adrede.

Muchos dejan de comer para castigarse, porque quieren perder peso rápidamente o porque no les da tiempo. Si analizas las siguientes consecuencias, no querrás volver a evitar una de las comidas:

Sentirás fatiga y cansancio

Cuando faltas a una de las comidas, tu cuerpo no tendrá los nutrientes necesarios para mantenerse en forma. Como resultado, sentirás una gran sensación de debilidad, lo que afectará tu rutina diaria. Además, poco a poco irás perdiendo masa muscular y tus articulaciones también sufrirán.

Cuando el cuerpo pasa muchas horas sin comer, los niveles de glucosa en sangre sufren una disminución importante. No tendrás energía para hacer prácticamente nada.

Come de manera saludable y variada y siempre tendrás un buen apetito
Come de manera saludable y variada y siempre tendrás un buen apetito

Comer excesivamente en el próximo plato

Saltarse las comidas crea más apetito con el tiempo, y terminas consumiendo incluso más de lo que deberías en tu próximo plato. El cuerpo está acostumbrado a procesar alimentos de forma gradual hasta llegar a la saciedad. Pero si acumulas hambre y ansiedad, tu organismo no tendrá tiempo para enviar las señales al cerebro que indiquen que ya has comido lo suficiente.

Como debes imaginar, esto te llevará a ingerir comida poco saludable, ya sea chatarra, dulces o alimentos procesados. Y al ser en cantidades abundantes, posiblemente acabes ganando más peso en forma de grasa.

Estarás de mal humor

Otra de las consecuencias de tener bajos niveles de azúcar en sangre es que afecta a tu disposición diaria. Todos hemos experimentado ese momento cuando estamos hambrientos y nos ponemos de mal humor. La glucosa es un combustible que estimula el cerebro, y si te saltas un plato, su suministro será bajo.

Saltarse las comidas es perjudicial

No queremos decir que si en algún momento puntual no puedes comer a tiempo automáticamente vas a sufrir todos estos percances. Ahora bien, si se convierte en una práctica frecuente, las deficiencias nutricionales estarán a la orden del día.

Etiquetas
Compartir esta Noticia