Aprovechar marzo para replantear las metas y objetivos del año

Se recomienda tomar este período como un momento para la reflexión y el análisis de la situación laboral, con el fin de proyectar el crecimiento profesional. Este es un buen momento para redefinir objetivos, fijar metas y crear un plan de desarrollo de carrera.

112
Aprovechar marzo para replantear las metas y objetivos del año
Aprovechar marzo para replantear las metas y objetivos del año

Para muchos profesionales, el inicio de un nuevo año es la oportunidad idónea para replantearse metas y crear nuevas alternativas de ascenso en materia profesional, laboral y personal.

Sin embargo, tras el descanso de las vacaciones es bueno revisar esos planes y evaluarlos con una nueva perspectiva, donde probablemente surjan nuevas metas, se agreguen objetivos o se cambien algunos. En este sentido, marzo también representa una oportunidad para impulsar algunos proyectos y potenciar las habilidades más débiles.

Asimismo, es un buen momento para analizar la industria y los temas que han surgido en torno a nuestra área para conocer cuáles son las tendencias y cuáles son las habilidades que se están requiriendo. Según un estudio de Robert Half Chile , el 47% de los entrevistados cree que la creatividad es la más solicitada en el mercado, seguida por la responsabilidad con un 44% y, en tercer lugar, el trabajo colaborativo con un 39%.

Karina Pérez, directora de la empresa de reclutamiento Robert Half, señala que es muy importante crear un plan de desarrollo personal con objetivos específicos y pensar en todas las metas que a uno le gustaría alcanzar en este nuevo año, alineadas con las proyecciones del mercado.

Associate Director – Robert Half Chile

“En marzo, las personas suelen replantearse las metas trazadas meses atrás, por lo que es fundamental que definan una estrategia con los nuevos objetivos específicos y piensen qué es lo que los motiva a enfrentar nuevos retos. Es por lo anterior que se debe valorar el tipo de funciones que uno está preparado para desempeñar, siendo realista y honesto con uno mismo”, afirma. 

En línea con lo anterior, el temido marzo es un mes para planificar el año y establecer una estrategia que permita llevar a cabo actividades laborales, pero también completarias, que posibiliten balancear el trabajo con la vida familair. Así, estrategias del tipo “Time Blocking” son un buen método para “bloquear” en nuestras agendas espacios destinados a hobbies, deporte, cursos de formación o actividades familiares. Para ello, tener una visión general del año permite fijar hitos y definir días y horarios inamovibles, para no dejar proyectos o actividades supeditados a la agenda diaria.

En resumen, aun cuando marzo es un mes complejo, es un buen momento de revisar metas y reorientar la hoja de ruta si es necesario, además de definir acciones y actividades claves que permitan fortalecer nuestro desarrollo profesional y bienestar personal.