Argentina registró 663 muertes por coronavirus, récord histórico desde el inicio de la pandemia

También se confirmaron 24.079 nuevos positivos. El país trasandino contabiliza 3.071.496 casos y 65.865 decesos por causas relacionadas con el Covid-19.

El Ministerio de Salud de Argentina difundió este miércoles el reporte sanitario con la cifra de nuevos positivos y muertes por causas relacionadas con el coronavirus en el país.

Durante la jornada se confirmaron 663 decesos y 24.079 casos de Covid-19, la mayor cifra de muertes desde el inicio de la pandemia.

Además: India y América del Sur, los lugares más críticos de la pandemia

Con estas cifras, Argentina se convirtió en el tercer país del mundo con más muertes en el día, detrás de India (3.982) y Brasil (2.545).

Según la información oficial, en Argentina hay 5.342 pacientes con Covid-19 internados en Unidades de Terapia Intensiva, lo que representa el 68,2% de ocupación a nivel nacional y el 75,9% en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

A pesar de que el presidente Alberto Fernández solía jactarse por televisión de las cifras de su país y compararse con otros, el coronavirus no da tregua. Argentina está en el puesto 11° entre las naciones del mundo en cantidad de contagios y 14° en número de muertes

La cantidad de fallecimientos en Argentina creció de forma sostenida desde el 23 de marzo y se agravó a partir del 19 de abril. El promedio de fallecimientos se triplicó de 105 a 386 decesos diarios.  

Además: Coronavirus en Argentina: confirman otras 156 muertes y el país superó los 3 millones de positivos

Mientras tanto, la campaña de inmunización avanza lentamente. El Monitor Público de Vacunación registra a 7.261.176 personas inoculadas con la primera dosis y 1.130.337 con ambas, en un país de más de 44 millones de habitantes.

 Salud 

La Organización Panamericana de la Salud advirtió este miércoles que por la situación del coronavirus en el continente “adultos de todas las edades, incluidos los jóvenes, se están enfermando gravemente y muchos de ellos están muriendo”.

La institución sanitaria pidió que los países de la región aumenten la disponibilidad de camas críticas y que inviertan en capacitación al personal.

Por último, alertó al Gobierno argentino por las cifras de la segunda ola, muy superiores a las del primer brote.