Chile ocupa el primer lugar de países con más feriados de la región, ¿cuánto afecta la productividad?

Según el estudio Employee Benefits Guidance, elaborado por Mercer en 2016, ese año Chile estaba dentro de los top 10 de países con más festivos públicos en el mundo, con 15 días.

126

En menos de 15 días hábiles los trabajadores chilenos gozarán de tres feriados: el Viernes Santo (14 de abril), Día del Censo Nacional (19 de abril) y el Día del Trabajador (1 de mayo). En total este año, serán 20 los días no laborales, el número más alto de la región junto a Colombia.

Según el estudio Employee Benefits Guidance, elaborado por Mercer en 2016, ese año Chile estaba dentro de los top 10 de países con más festivos públicos en el mundo, con 15 días.

Sin embargo, producto de acontecimientos políticos puntuales, además de la polémica que generó la inclusión del 2 de enero como feriado este año, se sumaron cinco días libres más para 2017.

Impacto en la productividad

Mediante una ley exprés se aprobó este año el feriado del 2 de enero, ya que el día de año nuevo caía un día domingo.

Si bien el proyecto se convirtió en una realidad para los chilenos, generó una gran controversia entre quienes optaban por el equilibrio de la vida laboral y personal a pesar del efecto en la productividad, versus aquellos que velaban por el impacto económico.

DUPLOS en Google News

Durante la discusión, se presentó un estudio entregado por la Dirección de Presupuestos (Dipres) que estimaba el efecto de un feriado en el PIB para Chile.

El documento establecía que en promedio un día no laboral adicional afectaba en torno al 0,25% del Producto Interno Bruto, en base al del 2015, lo que correspondía a una disminución en la producción del país de aproximadamente $33.000 millones

Por otro lado, según el informe existe además una variación según el día de la semana, lo que corresponde a -0,25 el lunes, -0,28 el martes, -0,12 el miércoles y -0,28 para jueves y viernes.

Los principales efectos

Ricardo Raineri, doctor en economía y ex ministro de Estado, afirma que el alto número de feriados que existen en Chile tiene un impacto negativo sobre la productividad, así como también sobre el aumento de los salarios y en la generación de empleo formal.

El también académico de la Pontificia Universidad Católica explica que si bien a todos les gusta tener días de descanso, su impacto es desfavorable para el empleador y empleado.

“Pensar que aumentar los días feriados necesariamente lleva a que las personas estén mejor, vivan felices y sean más productivas, es una falacia; y por el contrario, un exceso de feriados puede precipitar en que las personas terminen en una situación desmejorada y con menores ingresos”, asegura.

Raineri explica que otro aspecto negativo de los feriados sobre la productividad son aquellos días no laborales que caen a mediados de semana, ya que se genera un puente.

Este es el caso del feriado del 19 de abril, que al ser un día miércoles y luego de Semana Santa, podría provocar que muchos chilenos decidan alargar aún más el fin de semana.

Equilibrio entre la vida laboral y personal

Si bien los expertos concuerdan en que el impacto de los feriados es más bien desfavorable para la productividad nacional, algunos señalan que el equilibrio entre vida personal y laboral va más allá de lo económico.

Joseph Ramos, presidente de la Comisión Nacional de Productividad y ex decano de la facultad de economía de la U. de Chile, afirma que si bien un feriado genera menos ingreso, el tiempo libre de los trabajadores también es un bien.

“Los chilenos tienen más feriados que otros países desarrollados, pero también tienen jornadas más largas. Si tuviéramos menos feriados probablemente tendríamos más ingreso, pero a costo de tiempo libre, el que también es un bien. ¿Vale la pena? Cada sociedad deberá decidir por sí misma”, plantea.

En tanto, Murilo Arruda, CEO de la consultora DNA Human Capital, argumenta que el descanso de los trabajadores podría incluso compensar el día no trabajado.

“Si por un lado es un día menos trabajando, por otra parte el profesional vuelve con mas energía y foco en el trabajo, compensando en día no trabajado”, señala.

El ejecutivo agrega que los feriados son además una buena oportunidad para los sectores como el retail, consumo y entretenimiento, los que tienen importantes aumentos de ventas en esos días. Lo mismo sucede con el turismo.