Chino compró un equipo de fútbol y obligó al entrenador a poner a su hijo de 126 kilos

El video del joven con sobrepeso jugando se volvió viral. El equipo perdió casi en la última jugada y marcha último en el campeonato.

El "enganche", dueño absoluto de las pelotas paradas. (Captura de video)

He Shihua (35) es el nombre del multimillonario chino que adquirió el Zibo Cuju F.C., un equipo de la segunda división de China que hasta ahora no puede hacer pie en el torneo.

Lo insólito es que Shihua obligó al entrenador Hongyi Huang a incluir a su hijo de 126 kilos en la plantilla de jugadores, e incluso ingresó unos minutos al campo de juego durante el último encuentro.

Desde la cuenta de Twitter @TheRealALM realizaron una compilación de las intervenciones del “futbolista” durante el partido y los usuarios expresaron opiniones encontradas.

Por un lado, algunos opinaron que el joven “no es del todo malo”, que ejecutó buenos córners y que “tiene la displicencia de los cracks”. Otros criticaron la impunidad con la que se manejan los empresarios chinos y la supuesta falta de respeto contra otros miembros del plantel.

-Además: ¡Sergio Agüero es del Barcelona!: El Kun llegó a acuerdo y será compañero de Messi

El joven utilizó la dorsal número 7 e ingresó a los 74’, cuando el encuentro estaba 1 a 1. Dueño absoluto de la pelota parada, se paró de enganche y se hizo cargo de todos los córners y tiros libres que su equipo tuvo a favor.

Al hijo del empresario se lo vio fuera de estado físico, no demostró mucho compromiso en la recuperación del balón y caminó durante todo el partido. Intentó tocar de primera y enviar centros pasados, pero la mayoría de sus intervenciones terminaron en pérdidas.

Como un “entrenador” dentro del campo de juego, no cesó de dar indicaciones y señalar a los demás los lugares por donde debían moverse y picar.

Sus compañeros de equipo no parecieron desalentados ante la inclusión del joven, sino que intentaron que participe del juego.

Un cuento chino

El “enganche” cometió varios errores que permitieron que los rivales recuperen la pelota. En una de esas jugadas, al final del partido, los visitantes armaron el contraataque que terminó en el 1-2. Al final, fue otra derrota para el Zibo Cuju, que sólo pudo obtener un punto en los cinco partidos disputados hasta el momento.

Otra de las curiosidades del equipo es que el mismo empresario pidió ser incluido entre la plantilla de futbolistas, con la dorsal 10. El 4 de mayo ingresó al campo a 7’ del final, en el partido que su equipo empató 0 – 0 ante el Sichuan Jiuniu. El hombre casi no tocó el balón.

-Te puede interesar: Cindy Nahuelcoy y María Belén Carvajal harán historia en Copa Libertadores

Según informaron medios locales, tanto He Shihua como su hijo “tienen una buena relación” con el resto de los integrantes del plantel, e incluso comparten almuerzos y bromean con los demás futbolistas.

El empresario también fue propietario del Sichuan Huakun, campeón nacional chino, por lo que se espera un futuro de gloria para el Zibo Cuju y su afición.