Última hora
ELECCIONES PRESIDENCIALES

Acusación contra Boric: Si no fue abuso, ni acoso... ¿Qué fue?

Tras la insistencia de José Antonio Kast, que criticó reiteradamente a Gabriel Boric por no pedir perdón por un supuesto abuso sexual, la presunta víctima informó haber recibido disculpas del candidato de Apruebo Dignidad por "actitudes machistas".

Boric flanqueado por mujeres.Candidato se disculpó por "conductas machistas".
Escrito en COLUMNA el

Macarena Castañeda decidió sacar la voz, tras la majadera insistencia de José Antonio Kast con el tema del supuesto acoso del que habría sido víctima por parte de Gabriel Boric, hace 9 años, en sus tiempos de estudiante universitario.

La mujer aclaró, solo por la presión mediática ejercida por la figura del candidato presidencial del Frente Social Cristiano, que Boric le pidió disculpas por "actitudes machistas". Nada de acoso ni de abuso.

Kast, en lugar de guardar silencio (ni hablar de pedir disculpas por la campaña de revictimización contra Castañeda que hizo en pos de su candidatura), manifestó que se alegraba, ya que "durante 9 años hubo una víctima que no tuvo respuesta". 

Fuera del grotesco aprovechamiento del tema del candidato oficialista a La Moneda, sí vale la pena hacerse la pregunta: si no hubo acoso, ni abuso ¿De qué fue acusado Boric? ¿Cuáles fueron esas "actitudes machistas"?

La pregunta vale la pena no para enfocarla en la respuesta específica, por supuesto, ya que eso forma parte de la intimidad de los involucrados. Pero sí para hacer una reflexión que ojalá un día llegue a estar de más: el machismo, el acoso y hasta el abuso, han sido y siguen siendo prácticamente una experiencia cultural en el desarrollo de la vida de todas las mujeres de Chile y la mayor parte del mundo.

Esta es una realidad que cada vez más hombres hemos aprendido a aceptar, por escandalosa que pueda resultarle a quienes la escuchan por primera vez: llegadas a cierta edad (y siempre a una edad muy joven), no existen mujeres en nuestro país que no hayan sufrido algún tipo de acoso, si no es que abuso.

El abanico no es tan amplio, y es mejor avergonzarse repasándolo que haciéndose los tontos: piropos groseros recurrentes, proposiciones sexuales descaradas, agarrones y manoseos, roces con los genitales, invitaciones insistentes, intentos forzados de relaciones sexuales, besos cuneteados... y, con más o menos detalle, un no tan largo etcétera de "actitudes machistas". 

Es asqueroso solo leerlo. Pero, mientras muchos se quedarán en la especulación farandulera sobre qué hizo Boric, espero que muchos más se tomen el tiempo de conversar, consigo mismos y/o con las mujeres más cercanas, sobre todas esas actitudes, que dan pie a conductas, que dan pie a una cultura que tenemos el deber generacional de erradicar.

Comenta en @DUPLOS.CL.