Última hora
OPINIÓN

Chilenos racistas, xenófobos y machistas (a propósito del ataque a trabajadores venezolanos de OXXO)

Esta semana se viralizó un video que resume la mentalidad retrógrada que aún impera en buena parte de la sociedad chilena.

Chileno insulta a venezolanos.Triste ejemplo de una realidad que no es aislada.
Escrito en COLUMNA el

El racismo es un fenómeno cuya presencia y alcances son difíciles de medir, por muy presente que siga estando en nuestra sociedad, como demostró esta semana un hombre que atacó a trabajadores venezolanos de un minimarket OXXO, incluyendo epítetos machistas y xenófobos.

La dificultad para abordar esta realidad está dada por la diversidad de sus manifestaciones, porque implica meterse con ideas y sentimientos arraigados en la cultura de cada persona, y porque si en el censo se incluyera la pregunta "¿Usted se considera racista"?, hasta los más racistas lo negarían.

Sin embargo, las protestas contra la inmigración ilegal en la zona norte se han visto manchadas por manifestantes que están contra la inmigración y punto. Mientras que en Santiago episodios como el registrado esta semana en Ñuñoa no son inusuales; simplemente no llegan a viralizarse en las redes sociales. 

Ataque a venezolanos de la tienda OXXO demuestra mentalidad retrógrada de muchos chilenos

A pocos meses de cumplir 40 años, todos vividos en Chile, me impresiona que comentarios que crecí escuchando en los '80 y '90 sigan repitiéndose exactamente iguales en 2022. Y no solo por parte de adultos mayores, a los que se les podría reconocer haberse criado con otros paradigmas.

El hombre que insultó y atacó a los trabajadores venezolanos del minimaket OXXO de Ñuñoa es un adulto joven. Y aunque pidió disculpas tras viralizarse sus insultos, puso en evidencia un cúmulo de nociones que claramente forman parte de su mentalidad y visión de la vida. Y no pocas veces, en las calles o el transporte público, se pueden ver ejemplos de lo mismo. 

El tipo recurrió a gran parte -si no es que a la totalidad- de los conceptos que retratan la cultura que imperaba en Chile hasta hace un par de décadas, y que decididamente se niega a morir. Estremece que, hoy, haya gente que siga pensando que tratar a otro de "homosexual" (más allá de las palabras específicas que cada cual ocupe para ello) o de "niña" sirve para insultarlo.

Más todavía que eso vaya de la mano de comparaciones con monos y frases matonescas del tipo "en Chile mandamos los chilenos". Pareciera el guion de una caricatura o sketch de humor negro que pretendiera ridiculizar la idiosincrasia del país en el que me crie.

Pero no. Son las palabras que expresan el sincero pensar y sentir de muchos que habitan el país en el que crio a mi hija. Justamente, por nuestros hijos, decidámonos a hacer una introspección profunda y maduremos como nación, erradicando actitudes que reducen nuestra cultura a un mal chiste, mal contado.

Comenta en @DUPLOS.CL.