Última hora
ROBERT HALF

Inclusión, equidad y diversidad en las empresas: El rol de los líderes es fundamental

Según una encuesta realizada por Robert Half, los trabajadores consideran que los principales desafíos para el desarrollo de una cultura más fuerte en materia de inclusión, equidad y diversidad dependen de quienes toman las decisiones en las empresas.

Columna de Robert Half Chile.El rol de los líderes es fundamental para el desarrollo de una cultura con mayor diversidad, equidad e inclusión (DEI).
Escrito en COLUMNA el

El liderazgo es uno de los factores más importantes para el éxito del desarrollo de una cultura inclusiva y diversificada al interior de las empresas. Así lo confirmó una encuesta realizada por la empresa de reclutamiento especializado Robert Half, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Según la encuesta, el 36% de los consultados cree que la falta de apoyo de los líderes es el principal desafío para la implementación de una cultura de diversidad e inclusión en las empresas. El 30% considera que es la falta de estrategia, mientras el 21% apunta a la falta de estructura adecuada y el 13% considera que el problema es la resistencia de trabajadores.

Inclusión, equidad y diversidad en las empresas: El rol de los líderes es fundamental

Para el director asociado de Robert Half Chile, Caio Arnaes, “el rol de los líderes es fundamental para el desarrollo de una cultura con mayor diversidad, equidad e inclusión (DEI). Los resultados de la encuesta muestran que los trabajadores perciben que las principales claves para que estos cambios sucedan dependen de la decisión de los líderes y de la generación de las condiciones necesarias para que esto pueda ocurrir”.

La resistencia de los trabajadores fue el factor menos decisivo, según los encuestados. El ejecutivo lo atribuye a que “la idea de una cultura más diversa, igualitaria e inclusiva está bastante aceptada y la gente se muestra abierta a seguir en esa dirección. Sin embargo, hay una tendencia a esperar que los cambios vengan desde quienes toman las decisiones. Los líderes tienen la palabra”.

Una cultura inclusiva y diversificada se relaciona directamente con la innovación, productividad, lucro y crecimiento de las empresas, por lo que cada vez resulta más decisivo contar con liderazgos que tengan la capacidad de reconocer y propiciar avances en esa dirección, definiendo las estructuras y estrategias para lograrlo e involucrando a los trabajadores. Sin embargo, la gestión de DEI en las empresas no siempre es un proceso fácil y pueden surgir muchos desafíos en el camino.

Una cultura inclusiva y diversificada se relaciona directamente con la innovación, productividad, lucro y crecimiento de las empresas

Existe evidencia que confirma que la diversidad en el lugar de trabajo puede llevar a un mayor nivel de rentabilidad y creatividad, una gobernanza más sólida y mejores habilidades para resolver problemas. Incluso, un estudio del Boston Consulting Group reveló que las empresas con equipos de gestión más diversos tienen un 19 % más de ingresos debido a la innovación.

“Cada empresa debe revisar qué tipo de habilidades requiere para impulsar estos cambios. Es un proceso que apunta a un denominador común, pero corresponde a los líderes identificar cuáles son y cómo desarrollarlas para alcanzar mayores niveles de diversidad, equidad e inclusión”, concluyó Arnaes.