Contención emocional en tiempos de pandemia

La situación actual de pandemia nos ha llevado a sentirnos emocionalmente inestables en la nueva rutina que nos ha tocado vivir.

802

Las demandas de este nuevo entorno, la multiplicidad de responsabilidades, la falta de redes de apoyo, lo impredecible que se ha vuelto nuestro día a día, nos ha generado malestar y la sensación de estar desbordados emocionalmente.

Esto nos ha llevado a sufrir crisis emocionales, que corresponden a un estado temporal de desorganización y agitación al que se ve enfrentado una persona, ya que percibe que los recursos que tiene para enfrentar un problema no son suficientes, por lo que manifiesta malestar y tensión (estrés) que afecta su desempeño cotidiano.

Algunas de las señales para reconocer si nos encontramos en una situación de crisis emocional son:

  • La persona es incapaz de enfrentar sus problemas, se siente impotente y no puede pensar con claridad en las posibles soluciones.
  • Se encuentra en un estado de desorganización y desequilibrio y, por tanto, no puede realizar sus tareas habituales.
  • Se muestra cansada y puede decir que se siente agotada. Tiene problemas para dormir bien.
  • Muestra síntomas de ansiedad, aprensión intensa o angustia.
  • Presenta algunos problemas físicos asociados a los estados de angustia, tales como taquicardia, palpitaciones, náuseas, sensación de ahogo, dolor de cabeza constante y sensación de debilidad.
  • Se siente inadecuada, abrumada y desamparada. Presenta agresividad y confusión.

Para manejar estas crisis y lograr un estado de equilibrio existe la contención emocional que es un procedimiento que pretende tranquilizar y estimular la confianza de una persona que se encuentra afectada por una crisis emocional. Requiere de dos mecanismos principales, la actitud empática, que es la habilidad de colocarse momentáneamente en el lugar de la otra persona; y la escucha activa, que es la capacidad de poner atención al mensaje emitido por otra persona, utilizando diferentes vías o canales para comprender lo que se quiere decir y poder reaccionar ante el mensaje dado.

La intervención en crisis se realiza de la siguiente manera:

  • Contención emocional en crisis: Es la intervención inmediata o la primera ayuda psicológica que se brinda a personas que han padecido un suceso traumático para evitar riesgos y darles seguridad (se le conoce como primeros auxilios psicológicos).
  • Intervención en crisis más especializada: Es una intervención psicológica breve que va más allá de los primeros auxilios psicológicos, cuyo objetivo es facilitar la elaboración del suceso crítico vivido, lo que implica procesar los impactos del suceso e incorporar la experiencia a la historia personal. La intervención puede durar de semanas a meses.
Contención emocional en tiempos de pandemia
Contención emocional en tiempos de pandemia

La situación de pandemia y los distintos eventos asociados a ella para controlarla, ha generado estados emocionales y conductas perturbadoras que requieren de apoyo para lograr el desarrollo de capacidades de afrontamiento, promover un cambio en nuestro organismo y lograr el equilibrio adecuado, con el objetivo de responder a las demandas del entorno.

Nuestra salud mental requiere de nuestra ocupación, por lo que existen instancias para solicitar ayuda y comprender que las emociones tienen como única finalidad nuestra sobrevivencia, ya que nos empujan a defendernos de los estímulos nocivos o aproximarnos a estímulos placenteros, por lo que la autogestión de ellas y el autocuidado son esenciales en nuestro diario vivir y el de las personas que nos rodean.

 

Por Celeste Sepúlveda de Avanzo Consultora