fbpx

¿Por cuánto tiempo se pueden conservar los huevos?: Duran más de lo que piensas

Descubre cuánto duran los huevos y cómo almacenarlos correctamente.
Antonia Carrasco - Periodista
3 Min de Lectura
Huevos en el refrigerador
Descubre cuánto duran los huevos y cómo almacenarlos correctamente

Los huevos son un alimento muy versátil y nutritivo, pero a menudo surge la duda sobre cuánto tiempo se pueden conservar sin riesgo para la salud. En este artículo, exploraremos la vida útil de los huevos en diferentes condiciones y ofreceremos consejos prácticos para mantenerlos frescos durante más tiempo.

¿Cómo almacenar los huevos correctamente?

En Estados Unidos, se recomienda refrigerar los huevos en cuanto lleguen a casa. Deben colocarse en el cartón original en uno de los estantes del refrigerador, no en la puerta, y a una temperatura de 4,4 °C o menos. Esto se debe a que los huevos estadounidenses se lavan y se eliminan sus recubrimientos naturales, lo que los hace más susceptibles a la contaminación por bacterias.

En otros países, como algunos europeos, se permite dejar los huevos a temperatura ambiente debido a que conservan su recubrimiento protector. Sin embargo, si vives en Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia o Escandinavia, es esencial refrigerarlos.

Vida útil de los huevos según su estado

  • Huevos crudos con cáscara: Pueden durar entre 3 y 5 semanas desde el día en que llegan a casa, incluso si la fecha de caducidad impresa en el cartón es anterior.
  • Claras de huevo crudas: Hasta 4 días en el refrigerador o hasta 1 año sí se congelan.
  • Yemas de huevo crudas: Hasta 2 días en el refrigerador. Para congelarlas, es recomendable batirlas con un poco de sal y azúcar para evitar que se pongan grumosas.
  • Huevos cocidos con cáscara: Hasta 1 semana en el refrigerador.
  • Huevos cocidos sin cáscara: Se deben consumir en el mismo día, según la Asociación Estadounidense del Huevo.
Huevo Frito
Huevo Frito. Imagen Unsplash

Cómo identificar si un huevo está en mal estado

Aunque la fecha de caducidad es un buen indicador, existen otros signos para detectar si un huevo ya no es apto para el consumo:

  • Olor desagradable o podrido: Un olor fuerte y desagradable es una señal clara de que el huevo está en mal estado.
  • Cambios en la apariencia: Una clara aguada, una yema descolorida, una cáscara pulverulenta o viscosa son señales de deterioro.
  • Prueba de flotación: Si el huevo flota en agua, es probable que sea demasiado viejo para consumirlo de forma segura.

En general, es mejor guiarse por el sentido común y desechar cualquier huevo que muestre signos evidentes de deterioro, incluso si la fecha de caducidad no ha vencido.

Siguiendo estas pautas, podrás disfrutar de huevos frescos y seguros durante más tiempo, minimizando el desperdicio de alimentos y aprovechando al máximo este valioso ingrediente.

Compartir esta Noticia