David contra Goliat: Granada le amargó la fiesta a Barcelona en sus opciones del título

Messi y compañía tenían la oportunidad de ser los líderes del torneo, pero perdieron en casa y ya no dependen de sí mismos para alcanzar el título.

Barcelona tenía la gran oportunidad de ser los nuevos punteros de La Liga en España, pero el equipo de Lionel Messi y Ronald Koeman cayó por 2-1 ante Granada en la fecha 33. Con esto, el conjunto culé no depende de sí mismo para obtener el título, abriéndole paso a Atlético de Madrid, actual líder del torneo.

El primer gol del encuentro fue obra de la estrella catalana, Lionel Messi, a los 23 minutos, gracias a la asistencia del campeón del mundo, Antoine Griezmann. La Pulga tocó para el francés, quien le devolvió el balón en el área al astro trasandino, el que remató al segundo palo del portero Escandell.

El crack argentino sumó su diana número 26 en el torneo, siendo el goleador del campeonato, sobre las 21 celebraciones de Karim Benzema.

En el segundo tiempo, el ex equipo de Fabián Orellana logró poner la paridad en el resultado tras la anotación del delantero venezolano, Darwin Machís. Después del tanto, el entrenador el cuadro culé se fue expulsado por reclamos.

A los 79 minutos, Adrián Marín centró para el ariete Jorge Molina, quien a través de un certero cabezazo batió a Marc-André ter Stegen, con una atónita defensa catalana. Hazaña por parte del cuadro rojiblanco en el Camp Nou.

Con el segundo tanto de la visita, se esperaba que la escuadra blaugrana se fuera con todo en busca del empate, pero fue al revés, porque fue Granada quien pudo aumentar en los minutos finales.

Pitazo final por parte del colegiado González Fuentes y Barcelona desperdicia la oportunidad de ser el líder de campeonato español y sus opciones del título comienzan a apagarse. Granada, por su parte, sacó su rol de Matagigantes y se llevó los tres puntos que lo deja en la octava posición con 45 puntos.

El equipo de Lionel Messi enfrentará como forastero a Valencia y tratará de dar casa al puntero Atlético de Madrid, con 73 unidades y al Real Madrid, que tiene los mismos 71 puntos que Barcelona, por lo que ya no depende de si mismo para alcanzar el título.