Chino Ríos fue despedido como entrenador de tenista de 17 años: “No me dijeron ni una we…”

El ex tenista aseguró que su despido no fue por resultados, pues en solo dos meses el joven de 17 años pasó del puesto 362° al 195° en el ranking ATP.

Chino Ríos fue despedido
Chino Ríos fue despedido

Marcelo Chino Ríos confirmó fue despedido como entrenador del joven asiático Juncheng Shang, a quien acompañó durante dos meses. La raqueta nacional dijo que, a pesar de los buenos resultados, sorpresivamente el comunicaron que ya no seguirían trabajando juntos.

En conversación con La Tercera, el Chino detalló que “a mí no me dieron ninguna razón por la que terminamos. No me dijeron ni una we… Esto lo supe por mi agente, que me dice ‘malas noticias, no vas a seguir con Jerry’”.

“Justo venía en el avión de Atlanta a Sarasota. Me bajé y pillé de sorpresa a Jerry y sus papás y les pregunté ‘¿así que terminamos?’. No se esperaban que yo supiera, pensaban decírmelo a través del agente. Y el papá me dice ‘sí’”, relató.

Chino Ríos y Juncheng Shang
Chino Ríos y Juncheng Shang

Ríos explicó que “esta fue una decisión del papá. No fue decisión de Jerry. Aparte la mamá y el papá se agarran todo el día y eso le hace mal al pendejo. No sé qué mierda hablarán, pero sé que la mamá estaba bien contenta”.

“Le dije a Jerry que lo conocí súper poco y al papá que no podía ser que todo el día anduviera peleando. Se sale de sí, empieza a gritar o se va a la chu… Es una cultura muy difícil. Es súper difícil convivir con ellos”, reveló la ex raqueta nacional.

Chino Ríos despedido como entrenador

Marcelo aseguró que el despido no pudo ser por desempeño, ya que “el tipo hizo dos finales y está 190. Entonces, por resultados no pueden wevear. Pero da igual. A mí no me influye. Yo te digo la verdad: no lo estaba pasando bien con el viejo”.

Chino Ríos y Juncheng Shang
Chino Ríos y Juncheng Shang

“El que haya subido del 380 al 190 es un paso grande. Es muy talentoso, juega muy bien, pero le falta mucho que aprender porque es muy pajero, es muy cómodo”, añadió.

Tras ser despedido, Chino Ríos le dijo a su ex púpilo: “Jerry, te deseo lo mejor. Juegas muy bien, pero te falta mucho. Te falta mucho que aprender. Suerte en el futuro. Cualquier cosa que necesites, llámame nomás”.

Finalmente, comentó que “el pendejo es la raja, pero le falta cambiar esa mentalidad y ser un perro en la cancha. Si realmente se sacara la chucha, puede ser muy bueno”, cerró.