Deportistas australianos se fueron de juerga en Tokio 2020

La situación tuvo que ser aclarada por miembros del Comité Olímpico de dicho país.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 dan que hablar tanto dentro como fuera de la competencia. Esto porque deportistas australianos armaron una fiesta que ocasionó un dolor de cabeza a los directivos de dicho país.

Según informó Yahoo Sports, medios locales dieron cuenta de una “salvaje” celebración que tuvo como principales protagonistas a los equipos masculinos de Remo y Rugby Seven. Los primeros lograron dos oros, mientras que los segundos terminaron séptimos en su disciplina.

Sin ir más lejos, el propio Comité Olímpico de Australia indició que los deportistas dejaron sus habitaciones “en un estado desordenado e inaceptable“, lo que incluyó paredes destruidas, una cama rota y lugares vomitados.

Algunos jóvenes cometieron un error y dejaron las habitaciones en un estado inaceptable“, dijo el jefe de la delegación olímpica Ian Chesterman, quien aprovechó de mencionar que se trató “de daños menores“.

No es muy difícil destruir una cama de cartón, además las habitaciones no estaban completamente destrozadas de ninguna manera”, agregó el directivo.

El hecho involucró hasta mascotas

Los deportistas australianos no solo dañaron parte de las instalaciones, sino que también dos mascotas desaparecieron misteriosamente de sus residencias.

De acuerdo a lo señalado por Chesterman, se trató de un emú y un canguro de tamaño natural y no vivos, los cuales fueron encontrados donde se hospedaban los atletas alemanes.

Parece que disfrutaron de unas agradables vacaciones en Alemania. Las mascotas salen de vacaciones por la Villa de vez en cuando, pero estamos muy contentos de que hayan vuelto“, constató la autoridad del país oceánico.

Todo se ha abordado de manera adecuada y el asunto ha quedado atrás. Sigo feliz e impresionando por el comportamiento y el espíritu de este equipo”, sentenció Chesterman.