Desafíos del teletrabajo en tiempos de coronavirus

En los últimos días el contexto del coronavirus produjo que la tendencia del trabajo remoto se masificara de manera importante. Uno de sus principales desafíos es lograr un lugar eficaz laboralmente en un ambiente familiar. A la hora de evaluar su principal beneficio, un 85% de las personas cree que es el aumento de la productividad; de acuerdo a un estudio realizado por Robert Walters Chile, consultora líder global en búsqueda y selección especializada.

182
Desafíos del teletrabajo en tiempos de coronavirus
Desafíos del teletrabajo en tiempos de coronavirus

Si bien la tecnología es relevante (dispositivos móviles, sistemas de mensajería, y aplicaciones de reuniones virtuales), no lo es todo cuando se quiere lograr un ambiente de trabajo eficiente.

El principal desafío que debe enfrentar el colaborador, es lograr manejar esta libertad y autonomía en línea con las metas y objetivos puestas por el líder del equipo. El secreto está en que éstas sean fácilmente medibles, para no sobrecontrolar a las personas que están trabajando desde sus casas.

“Estamos en un contexto nacional en el que empleados y empleadores deben coexistir en un ambiente de total colaboración, empatía y flexibilidad. Llegar al equilibrio entre cuidar la salud y mantener la productividad trabajando desde el hogar es un gran desafío que demos lograr en beneficio de todos manteniendo una alta calidad en el proceso laboral” señaló Alfredo Araneda, gerente general de Robert Walters Chile.

Un 60% de los empleadores tienen como principal temor el que se abuse de este tipo de políticas y luego un 45% la dificultad de supervisión. Por su parte, los empleados tienen como mayor preocupación la falta de comunicación con sus pares y la inequidad que se pudiese generar.

Algunos consejos para lograr una buena experiencia de trabajo remoto:

  1. Evitar el sobrecontrol con objetivos claros y medibles para el colaborador.
  2. Establecer una comunicación efectiva y cara a cara entre los miembros del equipo y a nivel compañía, para fomentar el sentido de pertenencia.
  3. Establecer límites en el hogar en acuerdo con la familia en horarios y lugar de trabajo, evitando distracciones en un ambiente tranquilo.
  4. Evitar la sobrecarga laboral producto del stress crónico evitando una carga laboral inmanejable, falta de control y sentido de comunidad.
  5. Potenciar liderazgos que se conecten con sus equipos, para guiarlas, reforzar el engagement y generar certidumbre respecto de su productividad.
  6. Fomentar una cultura abierta flexible que incentive a cada colaborar a sentirse en igualdad de condiciones que el resto.

“El llamado para los líderes de cada equipo profesional es a fomentar la motivación, la cual es uno de los principales atributos del trabajo a distancia si se hace eficientemente; además de un mejor equilibrio entre la vida laboral y familiar, la focalización y productividad. Estamos en circunstancias excepcionales que deben sacar lo mejor de todos” concluye Araneda.