Desbarataron una red internacional de pornografía infantil con más de 400.000 miembros

La mayoría del material incautado corresponde a pornografía de niños varones siendo abusados en todo el mundo. Uno de los detenidos subió más de 3.500 publicaciones.

Las autoridades alemanas anunciaron este lunes que un operativo ordenado por la Fiscalía de Frankfurt culminó con la desarticulación de una red internacional de pornografía infantil.

La organización contaba con más de 400.000 usuarios registrados y operaba en la darknet a través de la plataforma “Boystown”. Los pervertidos utilizaban un sistema de redes anónimo para preservar la identidad de sus miembros.

Además: Nuestros niños perdidos

La Fiscalía alemana publicó un comunicado conjunto con la Oficina Penal de la Policía Federal. Allí, dijeron que el sitio era “una de las mayores plataformas de pornografía infantil de la red oscura“.

En los operativos, la Policía detuvo a cuatro hombres, tres de los cuales fueron imputados como supuestos administradores del sitio. Los principales sospechosos son alemanes y tienen 40, 49 y 58 años. Este último llevaba muchos años viviendo en Paraguay y desde su país natal ya solicitaron la extradición.

El cuarto detenido tiene 64 años y vive en Hamburgo. Sería el usuario con más participación en la plataforma: calculan que subió unas 3.500 publicaciones. La página llevaba activa desde el año 2019 y para acceder era necesario utilizar software especializado, que mantenía a los usuarios en el anonimato. La mayoría del material incautado corresponde a pornografía de niños varones siendo abusados en todo el mundo.

Además: Pedofilia vs. Amor por los niños

Operativo

Los aprehendidos aconsejaban al resto de los usuarios cómo evitar el rastreo de las fuerzas de seguridad al interactuar con el sitio de pornografía infantil. Los fiscales dijeron que lo más grave fueron las “imágenes de abusos sexuales a niños pequeños“.

De la investigación participaron efectivos de Suecia, Holanda, Canadá, Australia y Estados Unidos, en coordinación con la Europol.

Horst Seehofer, ministro del Interior alemán, felicitó a los efectivos que participaron del proceso. “Este éxito envía un mensaje claro: Aquellos que agreden a los más débiles ya no están a salvo. Haremos todo lo que esté en nuestra mano para proteger a los niños de estos crímenes repugnantes”, advirtió.