Drew Barrymore entregó crudos detalles de su rehabilitación a los 13 años

La actriz de 46 años contó que probó su primera cerveza, su primer cigarrillo y bailó su primer lento con un hombre a los nueve años.

La estrella de “La Mejor de Mis Bodas” y “Los Ángeles de Charlie”, Drew Barrymore, recordó esta semana la difícil infancia y adolescencia que tuvo, la cual estuvo marcada por violencia, abandono y drogadicción.

En conversación con la revista Life & Style, la actriz que conquistó a los siete años con su interpretación en la película E.T., señaló que tuvo una vida marcada por los excesos, tanto que creyó que moriría a los 27 años y que siempre sería la estrella rota de Hollywood.

“Es difícil crecer frente a la gente”, explicó Barrymore, quien ha confesado que probó su primera cerveza, su primer cigarrillo y bailó su primer lento con un hombre a los nueve años.

A los 10 ya había probado la marihuana, a los 12 la cocaína y a las 13 fue internada por primera vez en un centro de rehabilitación, lo que recuerda como una “pesadilla psiquiátrica”.

Durante la entrevista Barrymore explicó que estuvo internada en el Van Nuys Psychiatric por un año y medio, donde las chicas eran encerradas en habitaciones acolchadas y en ocasiones amarradas.

“Yo irritaba a todas las chicas y les decía, ‘¡Escuchen, a la mierda este lugar, a esta gente no le importas, vamos a mostrárselo!”, relató, afirmando que su intención era incentivar a las demás internas a escapar.

Después fue viendo que las demás se iban poniendo bien, así que finalmente accedió a comenzar a rehabilitarse.

Sin embargo, que su progenitora la metiera a rehabilitación fue algo que provocó un quiebre entre ellas: “Creo que [Jaid] creó un monstruo y ella no sabía qué hacer con el monstruo. Este fue su último suspiro, y realmente estaba fuera de control, y la perdono por tomar esta decisión. Probablemente sintió que no tenía a dónde acudir”.

Y es que la Jaid Barrymore comenzó a llevar a Drew desde el año y medio de vida a fiestas en el mítico Studio 54, por lo que creció al lado de las drogas y el alcohol.

Su primera cerveza se la regaló Robert Downey JR. cuando tenía menos de 10 años, a los 13 ya conducía completamente drogada un BMW y a los 14 se cortó las venas con un cuchillo intentado acabar con su vida. Todas experiencias que le han servido ahora que es madre de dos niñas:

“Le dije a mi propia hija ‘no soy tu amiga y nunca seré tu amiga’. Soy tu madre”, señaló aclarando que la forma en que ha educado a sus hijas es la antítesis de lo que ella vivió.


También te puede interesar:

Exit mobile version