Cardano y Polkadot: Las criptos de "3ra generación" que más han crecido el último tiempo

Las limitantes en costos y tiempo por transacción de las populares Bitcoin y Ethereum han permitido que criptomonedas de tercera generación ganen terreno ante ojos del mercado.

Escrito en ECONOMÍA el
Bitcoin y Ethereum, sin lugar a duda, son las criptomonedas más conocidas en cualquier parte del mundo. Y si bien se vislumbran como las más atrayentes para el mercado por un largo tiempo, su infraestructura tiene ciertas limitantes que están siendo aprovechadas por nuevos activos digitales para crecer: las criptomonedas de tercera generación. La primera generación de criptos hace referencia al blockchain de Bitcoin, la criptomoneda original. La segunda generación vino de la mano de Ethereum, que agregó la capacidad de ejecutar código sobre la red, mientras que la tercera generación se refiere a todas las nuevas monedas inspiradas en las generaciones anteriores, pero con actualizaciones para ser más eficientes. “Las criptomonedas que van tomando relevancia con el tiempo son las que tienen propuestas de valor similares a las de Bitcoin y Ethereum pero con mejoras en su tecnología y rendimiento. Ahí es donde entran dos buenos ejemplos: Cardano y Polkadot”, explica Zibert.

¿Qué tienen de especial ambos activos?

“En el caso de Polkadot, es una de las criptomonedas con mayor crecimiento, con un alza de un 350% en sus primeros 5 meses de existencia, y ya está posicionada en el top 9 según su capitalización de mercado actual, a pesar de haber lanzado su token (DOT) recién en agosto del 2020”, detalla el experto en criptomonedas. Polkadot fue creada por uno de los desarrolladores de Ethereum, Gavin Wood. “Desde el comienzo su objetivo fue desarrollar un blockchain que resolviera los problemas de escalabilidad de Ethereum y su poca o nula capacidad de interactuar con otras Blockchain. En palabras simples, su solución permite realizar una mayor cantidad de transacciones por bloque, y a un menor costo, además de ofrecer la posibilidad de intercambiar información y activos entre distintos Blockchain”, afirma el CEO de Orionx. La historia de Cardano es similar a la de Polkadot, aunque a manos del fundador de Ethereum, Charles Hoskinson. Es la quinta criptomoneda según capitalización de mercado, y creció un 350% durante 2020. “Se creó con la intención de solucionar problemas de escalabilidad y seguridad en Ethereum”, añade Zibert. Para el experto, la explosión de Bitcoin y Ethereum hizo que “la base de su tecnología se desarrollara más rápido de lo que estas redes pudieron actualizarse”, lo que hoy supone un espacio donde las criptomonedas de tercera generación podrían ganar terreno con redes blockchain que permiten “realizar una mayor cantidad de transacciones por minuto, a un menor valor, reduciendo la necesidad de usar mineros -bajando drásticamente el gasto energético-, y permitiendo la interoperabilidad entre distintos Blockchains”. “Estas criptomonedas son muy importantes ya que estos hitos van forzando a que los Blockchain clásicos -Bitcoin y Ethereum- tengan que actualizarse para mantenerse como punta de lanza de la industria”, cierra diciendo Zibert.