El ABC de las clases híbridas

Padres y educadores deben estar en sintonía, de manera de evitar el estrés en los cerca de 3.5 millones de niños, niñas y jóvenes que se encuentran realizando actividades educativas mixtas en nuestro país

El ABC de las clases híbridas

La ansiedad de los padres frente a la educación tal y como hoy la conocemos, a veces es mucho mayor que la de los propios protagonistas.

Una encuesta de la Universidad de Chile da señales claras de cómo se sienten los estudiantes: lo primero es que están aburridos, con un 63%; en segunda prevalencia, los niños dicen estar ansiosos y estresados y, en tercer lugar, molestos y frustrados. También aparece el tema de estar solitario, triste, deprimido o asustado y preocupado.

Por eso, María José Howard, Directora Académica de la red Cognita, con más de 13 colegios en todo Chile, nos entrega consejos del área emocional, escolar y práctica, para que este nuevo paradigma de la educación sea sorteado con éxito y cuidando la salud mental de grandes y chicos.

Área Emocional

  • Confiar en el colegio y en los docentes: no intervenir excesivamente en la programación y desarrollo de las clases y/o actividades del Los profesores son profesionales y están haciendo su mejor esfuerzo.
  • Preparar el entorno y “endulcemos” la partida de las clases con frases positivas como: “Que tengas una buena mañana” o “te espero para almorzar algo rico” (esto puede mejorar la disposición anímica para entrar a clases).
  • Bienestar del alumno y entorno familiar; mostrar una preocupación real por los alumnos y sus familias y estar atentos a signos de angustia, los motiva a tener una participación continua en las actividades académicas.
  • Jugar: en el tiempo libre, incentivar al niño a jugar y recrearse con pasatiempos que no sean TV o aparatos electrónicos, fomentando las pausas activas y las salidas al aire libre entre

Área Escolar

  • No obligar al estudiante a conectarse si realmente siente angustia y estrés: priorizar clases más relevantes, entendiendo que no se puede exigir en este contexto, lo mismo de siempre.
  • Estar en un lugar limpio, ordenado, donde den ganas de estudiar y que estimule el aprendizaje. Tener materiales de cada clase a mano, evitando distracciones buscándolos sobre la marcha.
  • A la hora de las clases remotas, simular estar en el colegio siguiendo los siguientes tips:
    • Respetar el horario de clases y no dar tareas fuera de éste para cubrir tiempos laborales de los padres.
    • Consumir colaciones sanas y en los horarios que corresponde.
    • Hacer pausas o recreos.
    • Levantarse y vestirse para asistir a clases.
    • Respetar horarios de sueño (no acostarse excesivamente tarde).

Área Práctica

  • Vestuario: en meses fríos, los niños deben abrigarse más de lo habitual para asistir a clases presenciales, ya que habrá ventilación permanente de salas por sugerencia. Algunos colegios han flexibilizado el uniforme o instaurado el uso de “mantitas”. Al llegar a casa, se recomienda el cambio de ropa diaria, lavado de uniforme frecuente y desinfección del calzado.
  • Colación: debe ser unitaria, no compartida. En el caso de los más pequeños se sugiere enviar alimentos sin envoltorios (evita contacto con docentes) y listos para
  • Mascarillas: una forma de estimular su uso es que éstas sean cómodas, entretenidas, de modo de que minimicemos las ganas de sacárselas.