El “carnet verde” se pasa todas las luces rojas

Médicos y microbiólogos advirtieron que no es buen momento para implementar un "Pase de Movilidad", pero el gobierno los ignoró.

“Quería ser -por sobre todo- ministro, y está disponible a tragarse todas las del gobierno”. Eso dijo en marzo de este año la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, sobre el ministro de Salud, Enrique Paris.

En ese entonces y ahora, los hechos le dan la razón. Luego de una seguidilla de malas decisiones, fracasó el plan “Paso a Paso”. Si alguien quisiera argumentar que no fue así, deberá justificar por qué han muerto por causas asociadas al coronavirus cerca de 30 mil personas, mientras 2 millones cayeron en la pobreza.

El Minsal lleva más de un año sin afinar la “comunicación de riesgo”. Esto se ha notado al punto de que los mejores contenidos televisivos para generar conciencia han corrido por cuenta de los propios canales, no de una campaña gubernamental.

Peor aún, esa falla en los esfuerzos por conmover a la ciudadanía ha ido de la mano con medidas irrisorias. Las cuarentenas de fin de semana y el “Permiso de vacaciones” son dos botones de muestra.

-Críticas al “carnet verde”: el tipo de vacuna y las cifras de contagio provocan dudas

Ahora, contrariando todas las recomendaciones de los especialistas (pareciera que el único médico que disiente es el doctor Paris), se implementa el “carnet verde” o “Pase de movilidad”.

La esperanza de que las personas se vuelvan más responsables en sus hábitos diarios gracias al “Pase de movilidad” es ridícula. Seguramente sí incidirá en el aumento de la tasa de vacunación, ya que prácticamente obliga a inocularse con la expectativa de mayores libertades.

Por supuesto, no queda otra que desear el milagro. Lamentablemente, solo podemos hacerlo con la triste idea de que lo que se viene, seguramente, es una tercera ola de contagios.

Mario Cuche