El Clásico de Manchester se tiñó de rojo

Sin embargo, Manchester City sigue liderando la liga con 65 puntos, a nueve de distancia del United.

50

Manchester United derrotó 2 a 0 al Manchester City, en el marco del tradicional clásico de la ciudad. De esta forma, los dirigidos por el noruego Ole Gunnar Solsjkaer cortaron la racha de 28 partidos invictos que tenía el cuadro celeste, acortándoles distancia en la lucha por la punta de la tabla de posiciones de la Premier League inglesa.

Los “diablos rojos”, más que superiores, fueron inteligentes para jugar de principio a fin. Al minuto de juego generaban un penal a favor, que cambió por gol el portugués Bruno Fernandes, quien además fue la gran figura del encuentro.

Si bien los pupilos de Josep Guardiola asumieron el protagonismo y la posesión del balón tras ir en desventaja, nunca pudieron doblegar la férrea línea defensiva del rival, que estuvo a un nivel superlativo en cuanto a disciplina táctica se refiere.

La lápida para los “Ciudadanos” llegó a los 49´ del segundo tiempo, cuando Luke Shaw aprovechó un pase rasante de Marcus Radford para lograr el segundo tanto. Su zurdazo cruzado se instaló junto al palo más alejado del portero Ederson.

De ahí en más, la desesperación se apoderó de los locales, que intentaron por todos los medios lograr un descuento que les permitiese meterse en el cotejo nuevamente. Sin embargo, carecieron de finiquito y sucumbieron ante la dura marca de la defensa roja.

De esta forma, Manchester City sigue liderando la liga con 65 puntos, a nueve de distancia del United, que quedó con 54. Pero, lo más importante, el elenco de Old Trafford sigue mandando en el derbi local, independiente de la poderosa dinastía que ha construido su vecino en el último tiempo.


También te puede interesar: