fbpx

¿En qué se ha gastado la mayor parte del dinero de los retiros de 10% de las AFP?

Desde cubrir necesidades básicas hasta hacer una inversión, los afiliados han sabido aprovechar sus fondos.

La realidad mayoritaria de Chile en las últimas décadas ha estado marcada por el endeudamiento y el trabajo mal pagado. La pandemia del coronavirus hizo que a esos factores se agregara el aumento de la cesantía y el trabajo informal, lo que deja en una enorme desprotección a millones de personas.

De todas las medidas que se han adoptado ante este panorama, la única que causa un rechazo total en el Gobierno y una aprobación transversal en la población, ha sido la de los retiros de 10% de los fondos de ahorro individual de las AFP.

Aunque las razones de esta aprobación casi unánime por parte de la gente se justifica, evidentemente, en las necesidades básicas de subsistencia, también se han dado muchos casos en que las personas han aprovechado de hacer una inversión.

Para nadie es un misterio que la compra de alimentos y otros insumos básicos encabeza la lista de prioridades. Según un estudio de Cadem, un 37% de las personas usaron los retiros de 10% para ese fin, mientras que el 25% pagó deudas.

Gladys Garrido es un ejemplo de la situación que más se repite. Ella recibe un sueldo de $320.000, y aunque no sufrió una baja en sus ingresos ni perdió su trabajo, por supuesto que disponer de parte de sus fondos de la AFP fue una ayuda crucial.

“Saqué los dos retiros, pero en ambos casos fue de un millón solamente. Usé la plata para pagar deudas y comprar mercadería para la casa, básicamente. Si se pudiera, volvería a sacar, porque tengo que seguir pagando deudas, no hay de otra”, cuenta la mujer de 53 años.

Aunque fueran las menos, también hay personas que, aun con ingresos bajos, solo optaron por sacar dinero del primer retiro. Ese es el caso de Carolina Lucero, quien tiene un sueldo de $400.000.

“Solo saqué una vez y fue un retiro de 1 millón de pesos, nada más. La usé para pagar unas deudas que tenía y, de hecho, aún me queda un poco”explica Carolina.

El temor a jubilarse con una pensión demasiado baja condicionó su decisión: No lo sacaría de nuevo. Es que voy a quedar con muy pocos fondos, así que, de momento, no”.

En el otro lado de la vereda están quienes, a pesar de todas las complicaciones derivadas de la pandemia, pudieron aprovechar de invertir. Y no fueron pocos. Según el mismo estudio antes citado, se trata de alrededor de un 30% de las personas que retiraron dineros de las AFP. 

Una de esas personas fue Claudio Pérez, quien durante 2020 vio una baja en sus ingresos mensuales desde 1 millón 700 mil pesos a 1 millón 300 mil, para luego quedar cesante. Pensando en el futuro, aprovechó los retiros para asegurarse un techo.

“Saqué todo lo que se pudo. Entre los dos retiros saqué un aproximado de 8 millones, que usé para construir una casa en la que vivo, ya no me queda del retiro”, cuenta Claudio.

Como sigue sin trabajo, asegura que volvería a sacar dinero de su AFP si se le diera la oportunidad. Oportunidad que ya no tienen más de 3 millones de afiliados, que se quedaron con saldo 0 en sus cuentas.

Ese fue el caso de Lindy Sandoval, de 23 años: Retiré 490 mil en el primer retiro, que era el total de lo que tenía en mi cuenta. La usé para pagar cuentas y comprar mercadería. Si tuviera dinero en mi cuenta creo que si la sacaría, aunque me quedara sin ahorros. Porque creo que es importante reformar el sistema de pensiones, porque, aunque no sacara el dinero, con el actual sistema tendría una pensión baja igual”.

Esta última reflexión de Lindy es la misma que han hecho millones de chilenos a la hora de evaluar la posibilidad de un tercer retiro. Las necesidades son muchas, y ahora solo queda esperar qué resolverá el Congreso, y cómo será tomada esa resolución por el Presidente Piñera, que no ha cambiado su postura de oponerse con todos los medios posibles, incluyendo recurrir al Tribunal Constitucional.


También te puede interesar

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS