ENTREVISTA

Bárbara Jacob, oceanógrafa: “Debemos preguntarnos si en verdad la humanidad valora su vida”

El agua está en todas partes. Hasta el cuerpo humano tiene un 65 por ciento de agua. Pero la mayoría del tiempo no nos damos cuenta. Desde que tenemos conciencia, creemos que el océano siempre va a estar presente, pero esto ya no es tan seguro, puesto que tenemos menos de diez años para reaccionar.

Créditos: National Geographic
Escrito en ENTREVISTAS el

Ahora sabemos, según el sexto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) que por la acción humana la temperatura subió de 0,8 °C a 1,2 °C durante el siglo pasado y que ahora la única opción para sobrevivir a una extinción, es no llegar a los temibles 1,5 °C entre 2030 y 2052.

Sin embargo, los efectos de la crisis climática podría ocasionar la extinción de los seres humanos. Pues sus consecuencias se están empezando a vivir, por ejemplo, el calentamiento en el Ártico llega entre el doble y el triple generando que aumente la frecuencia de tormentas y huracanes en el planeta.

Esta es una situación que conoce de primera mano, la oceanógrafa Bárbara Jacob, quien es parte del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP). En una entrevista con DUPLOS.CL, la doctora en Oceanografía, de la Universidad de Concepción, detalla parte de su trabajo y sus líneas de investigación, que son la acidificación del océano y el calentamiento global, las cuáles son dos problemas derivados de las emisiones de gases de efecto invernadero que afectan a los ecosistemas terrestres y oceánicos.

¿Cómo es un día normal en su trabajo? ¿Me puede describir las tareas que realiza a diario?

Ningún día es igual, a veces salimos en embarcaciones al mar para extraer la información, usamos botellas niskin o una roseta oceanográfica, para capturar el agua del fondo de la cuenca oceánica para medir su temperatura, características químicas, nutrientes y los organismos que viven ahí. Al final, el trabajo de campo concluye con la publicación de una investigación en una revista para que ayude a avanzar a la ciencia.

¿Cómo afecta el aumento del nivel del mar?

El derretimiento de los glaciares provoca que entre mucha agua al océano. Esto puede afectar a todas las ciudades costeras. Otro proceso que se suma es el aumento de la intensidad de las tormentas y huracanes. Por eso, las inundaciones en las zonas costeras se ven intensificadas, por el aumento del nivel del mar, según el IPCC. Los países emergentes como la India y China, producen muchísimos gases de efecto invernadero, junto con Estados Unidos.

El objetivo del Acuerdo de París es limitar el calentamiento global a 1,5°C, proponiendo la meta de bajar la emisión de carbono a cero. ¿Qué medidas se deberían tomar para reducir las emisiones?

Todos los países intentan lograr la carbono neutralidad, es decir, buscan un balance cuantitativo entre las emisiones de gases de efecto invernadero de un conjunto de actividades humanas y aquellas acciones para reducirlas o compensarlas, de manera que el resultado sea igual a cero. Lo segundo, es establecer por parte de las entidades publicas y privadas estrategias de adaptación tanto transversales como sectoriales. Esto se relaciona con saber adaptarnos a los cambios que tendremos que afrontar en diversas áreas con el objeto de que la sociedad humana sea resiliente a los cambios a corto, mediano y largo plazo. Debemos considerar, que aunque hiciéramos una reducción significativa de la emisión de gases de efecto invernadero a nivel global, el planeta seguirá calentándose, ya que existe un efecto residual de la cantidad CO2 que está en la atmósfera.  

El efecto de derretimiento que producen los glaciares podría llegar a un punto irreversible en Groenlandia. ¿Cómo afecta al planeta este proceso?

La pérdida de capas de hielo del Ártico podría llevarlo a la desaparición en 80 años como ha sido alertado por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de la ONU. Las consecuencias del derretimiento del Ártico se ven en el aumento del nivel del mar que podría pasar de 61 centímetros a dos metros. El aumento podría ser sustancialmente mayor si el hielo del océano ártico desaparece más rápido. 

Por otro lado, el permafrost que es el suelo congelado y las rocas se está descongelando a velocidades muy altas, lo cual puede agregar emisiones de metano a la atmósfera. El metano es un gas natural de efecto invernadero mucho más potente que el CO2.  Aunque es más inestable que el CO2, este gas podría calentar la atmosfera muy rápidamente con graves consecuencias para la vida en el planeta. 

¿Cómo el cambio climático afecta la circulación termohalina? 

La temperatura y la salinidad son los principales factores que influyen en esta circulación, que da lugar a varias corrientes oceánicas, calientes y frías, siendo la densidad la principal responsable de su movimiento. 

La circulación termohalina es responsable del calentamiento o enfriamiento de varias regiones del planeta y es responsable de la homeostasis planetaria. También es responsable de algunas zonas desérticas y húmedas que forman parte de nuestro planeta. La temperatura y la salinidad son los principales factores que influyen en esta circulación, que da lugar a varias corrientes oceánicas, caliente y frías, siendo la densidad la principal responsable de su movimiento a través de las principales cuencas oceánicas.  

Debido a que el calor atmosférico es absorbido por la superficie de los océanos, el océano superficial se calienta lo cual puede producir que la circulación termohalina se ralentice y deje de cumplir su función termorreguladora del clima, tanto en términos de su rol en el secuestro del CO2 como de la temperatura.  

Parte de un tercio del dióxido de carbono termina en los océanos cambiando el PH del océano teniendo el potencial de provocar trastornos en los ecosistemas marinos. ¿Qué efectos a largo plazo provocará la acidificación del océano?

Si la atmósfera no hubiera estado en un constante intercambio de gases con el océano, estaríamos más complicados. Pero cómo el océano ha capturado bastante CO2 de la atmósfera desde 1960 y el dióxido de carbono cuando entra al océano, produce el ácido carbónico —que es un químico muy inestable—. Por lo tanto, rápidamente se disocia y lo que se produce ahí es un aumento de los iones hidrógenos, lo que disminuye el PH, o sea, vuelve mucho más ácidas las aguas.

Y por otro lado, también disminuye la concentración de carbonato de calcio. Que es a propósito, un elemento mineral muy importante porque que es utilizado por muchos organismos en el océano para sobrevivir. Por ejemplo, todos los organismos que usan concha y aquellos que son planctónicos, usan el carbonato de calcio para vivir. También están en peligro, aquellos animales que consumen estos organismos.

Entonces hay organismos planctónicos que emplean aragonita (que es una forma de calcita) que la ocupan para construir sus conchas y esos organismos, son el alimento principal para las pesquerías del Atlántico Norte. En resumen vemos que hay una concatenación de efectos a futuro, que va a afectar a las pesquerías (crustáceos y peces) y por supuesto hay muchos países que serán los principales afectados.

¿Es un efecto en cadena?

Exactamente, además hay una pérdida de diversidad de especies producto de esto. Además están afectando el ciclo del carbono en los océanos. El océano tiene un rol muy importante, ‘¿en qué sentido?’ el océano captura CO2, lo convierte en biomasa biológica y luego está biomasa muere y queda en el fondo de los océanos. Este es un mecanismo que llamamos la bomba biológica y su propósito es sacar el carbono de la atmósfera y la entierra en los sedimentos del fondo marino por ciento de millones de años. Este mecanismo de captura de CO2, dependen de una diversidad de especies que capturan el carbono.


¿Qué reflexión tiene del futuro del planeta?


Mi pasión es el océano y debemos tener conciencia que tiene un rol súper importante en la homeostasis de la Tierra. Este es un planeta cubierto casi por agua y todos los procesos que ocurren en los océanos nos van a afectar directamente. Ojalá mucha gente pueda estudiar los océanos para entender los procesos que nos están afectando.

Tenemos toda la información a partir del sexto informe del IPCC, el que no sepa es porque no quiere ver. El pensamiento humano tiene que cambiar, el paradigma de mirar la vida tiene que cambiar de modo radical. Hay que unirnos al esfuerzo de mitigación porque el planeta tiene mecanismos naturales que van a funcionar hasta cierto punto.

Ahora estamos 99,9 por ciento seguros, que nosotros estamos provocando el cambio climático, entonces debemos preguntarnos si en verdad la humanidad valora su vida, para poder elegir interactuar de manera autosustentable desde hoy o simplemente queda extinguirnos. Vivimos tiempos extremos y necesitamos soluciones intrépidas.

Comenta en las redes de DUPLOS.CL