ELECCIONES PARLAMENTARIAS

Pedro Huichalaf, candidato al D7: “Quiero que todos estemos en igualdad de oportunidades”

El candidato a diputado por el conglomerado Nuevo Pacto Social detalló a DUPLOS que en caso de salir electo impulsará una ley que promueva la conectividad digital y aboga por el diálogo para iniciar un proceso de reparación para el pueblo mapuche.

Pedro Huichalaf en una actividad de campaña.Créditos: Captura
Escrito en ENTREVISTAS el

Pedro Huichalaf, es abogado y se ha especializado en Telecomunicaciones y TICs (Tecnologías de la Información y Comunicaciones) y desde marzo de 2014 a octubre de 2016 fue subsecretario de Telecomunicaciones en el segundo Gobierno de Michelle Bachelet. 

En conversación con DUPLOS.Cl, el actual candidato a diputado por el distrito 7, Pedro Huichalaf, comenta sus motivaciones para postular por primera vez al Congreso y afirma que su cargo de subsecretario lo ayudó a prepararse para este importante desafío. 

Huichalaf es militante del  Partido por la Democracia (PPD) e integra la lista del Nuevo Pacto Social para lograr un escaño para representar a las comunas de Algarrobo, Cartagena, Casablanca, Concón, El Quisco, El Tabo, Isla de Pascua, Juan Fernández, San Antonio, Santo Domingo, Viña del Mar y Valparaíso.

-¿Cuál es su motivación para postular como candidato a diputado por el distrito 7 de la Región de Valparaíso?

-Debo mencionar que es la primera vez que soy candidato. En general lo que la gente está pidiendo es una renovación de rostros pero también quieren personas que tengan experiencia y tengan un sentido del bien. En mi caso, yo soy abogado y mapuche. Por lo tanto también quiero que en el Congreso haya una integración de los pueblos originarios en esta lógica de la plurinacionalidad. 

También fui subsecretario de Telecomunicaciones durante el segundo gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Por lo tanto tengo experiencia en la elaboración de políticas públicas. Este es un momento histórico porque el Congreso que será elegido ya que tendrá que adecuar el resultado del proceso constituyente que yo creo que va a ser aprobado. Yo soy del 80 por ciento que votó a favor del proceso y por tanto me importa que las demandas de la ciudadanía estén presentes en la nueva constitución.

Y obviamente como además me crié en el cerro Santa Inés de Viña del Mar, estudié derecho en la Universidad de Valparaíso, conozco bien la quinta costa. Por eso creo que tengo las capacidades para representar a la gente. 

-¿Qué necesidades ha visto en la gente durante su campaña?

-He visto que la gente está muy distante de la política y además no le gusta que la política esté polarizada. Por eso yo estoy dentro de la coalición Nuevo Pacto Social, sino que también mi candidata presidencial es Yasna Provoste. Además de ofrecer cambios progresistas de centro izquierda, yo tengo un domicilio político claro, no soy independiente, porque hay gente que es independiente que no sabe reaccionar. Por ejemplo, la Lista del Pueblo generó todo un ruido, incluso hubo un constituyente que mintió sobre su estado de salud (se refiere a Rodrigo Rojas Vade). Entonces hace falta alguien serio que dé tranquilidad. Por eso digo que la gente vaya a votar, independiente que vote por mí. Porque creo que es necesario que haya legitimidad del próximo gobierno y Congreso que deben trabajar en conjunto por estos cambios. 


-¿Cuál es la diferencia que hay entre usted que pertenece al Partido por la Democracia (PPD) y alguien independiente?

-Lo que estoy mencionando y que la gente también lo dice es que hayan caras nuevas pero que tengan alguna experiencia y que tengan sus principios. Porque hay independientes que no son de ningún partido o que no han participado de temas políticos y entonces los votantes no saben a quién representan, no saben cuál es su norte. Mucha gente me decía que en la elección de los constituyentes votaron por la Lista del Pueblo y después ellos mismos querían inscribir a un candidato presidencial que estaba con las malas prácticas de los políticos.

En el caso del convencional Rojas Vade representaba una renovación, pero al final la gente se desilusionó más. Yo no digo que todos los independientes sean así, pero al menos en mi caso, tengo un domicilio político, mis ideas son progresistas de centro izquierda, y cómo he sido subsecretario de Bachelet II, saben cuál es mi propuesta de trabajo. Yo creo que la gente quiere certezas al momento de votar para los cargos de elección popular.


-¿Qué proyecto de ley impulsaría en el caso de salir electo?

-Unas de las cosas que promoví cuando fui subsecretario de Telecomunicaciones  fue abordar la conectividad digital, y al mismo tiempo la pandemia nos demostró la desigualdad en el acceso a Internet. Por un lado, teníamos a los niños que no tenían recursos para acceder a Internet, incluso, tenían que subirse arriba del techo de sus casas. Hoy el Estado te obliga a estar conectado. Por ejemplo, para postular al Ingreso Familiar de Emergencia, sacar el pase de Movilidad o si quieres comprar un bono en Fonasa te exige estar conectado. 

Entonces como primer proyecto propondría dar igualdad de oportunidades para garantizar el acceso a Internet como un derecho constitucional, además de establecer un financiamiento para que el Estado financie el acceso a Internet a las familias más vulnerables. Esta es una propuesta viable pues habría los recursos para financiarlo. Esto ayudaría a tener mayor acceso al conocimiento y podría favorecer la reactivación económica. Por ejemplo, un hijo de un trabajador portuario no tiene que seguir trabajando en el puerto. Porque la conectividad podría abrir un mundo de posibilidades. 

Hay que recordar que estamos cambiando de un mundo donde la matriz productiva se basaba en la extracción, es decir, se encargaba de extraer cobre, minerales, pescados, frutas o madera, a una sociedad cuya formación de capital humano, como los profesionales técnicos, podría ayudar a igualar la cancha. No obstante, avanzar hacia una sociedad digital, exige estar conectado. Este es un tema más transversal de lo que parece, no hay un tema ideológico detrás, no es algo solo de la derecha o de la izquierda política. Sin embargo, hay que tener diputados que incentiven esta política pública. 

-Respecto a la ley de protección de datos personales, ¿le daría prioridad en el Congreso?

-Hay una necesidad imperiosa de establecer una adecuada protección de los datos personales al igual que la ciberseguridad. Así mismo falta regular en materia de inteligencia artificial. Al final todos estos elementos al ser novedosos, los parlamentarios actuales —y lo digo con mucho respeto— no han tenido los conocimientos técnicos necesarios para legislar. Quizás son un poco más analógicos. Yo he visto que falta una renovación relacionada con mirar hacia el futuro, porque al final son temas prioritarios que favorecen el desarrollo de la sociedad. 

-¿Cuál es la opinión que tiene sobre la salida de 37 militantes del PPD entre ellos el convencional Felipe Harboe que acusó que el partido “no está en la transcendencia política dentro del escenario político actual”?

-Mira, yo creo que efectivamente el PPD ha tenido desde la vuelta a la democracia un rol fundamental. Sin embargo, hay que pensar tal como la sociedad muta, el partido también ha cambiado sus postulados.Y Felipe Harboe y los otros militantes hoy no se sienten representados. 

El año pasado hicimos un congreso ideológico del PPD y definimos temas relacionados con el género, sobre el futuro, etc. Entonces ellos no estuvieron de acuerdo, pero habrá que preguntarles a ellos. Pero siento que el partido al ofrecer alternativas nuevas, probablemente se sume gente nueva que esté de acuerdo con nosotros. No tengo una visión pesimista del PPD, yo tengo una visión renovada del PPD [comenta riendo]. 

-José Bengoa formó parte de la Comisión de Verdad Histórica y Nuevo Trato que presidió el ex presidente Aylwin, pero según el historiador el documento se guardó en el cajón, comentó a El Desconcierto. ¿Tiene la esperanza en que la nueva constitución pueda ayudar a la reparación histórica de los pueblos originarios?

-Patricio Aylwin antes de ser presidente, prometió que iba incorporar una modificación para el reconocimiento de los pueblos originarios. Y a pesar que salió presidente y luego vinieron otros presidentes del mismo conglomerado, nunca se incorporó a los pueblos originarios en la constitución con un reconocimiento constitucional. Es una deuda histórica y política que hoy está generando crisis que impide el diálogo y la paz. Siento que justamente ese tipo de situaciones, de guardar en el cajón, de incumplir una promesa electoral clara, es lo que nos tiene después del estallido social con estos grados de desigualdad. Mi interés como mapuche y ciudadano que busca el diálogo es resolver políticamente este tema que no se está resolviendo. 

Solo como dato, el presidente Piñera al establecer el estado de excepción constitucional en La Araucanía, envía a las Fuerzas Armadas. Luego paradójicamente en la Cámara de Diputados y el Senado aprueban extender este estado para mantener a las Fuerzas Armadas. Este hecho de aprobar la extensión, es una renuncia de la política, es decir, los parlamentarios están para dialogar y encontrar soluciones pacíficas y no para entregar a las Fuerzas Armadas una solución de resguardo del Estado de Derecho. Ese es mi compromiso, revertir esa circunstancia. Siempre con diálogo y paz pero siempre considerando la dignidad de los pueblos originarios que ha sido tan vulnerada. 

-¿Considera que no se ha respetado la dignidad de los pueblos originarios desde que Chile es un Estado?

-Pareciera que somos invisibles, como si no existieramos. De hecho, el esfuerzo que tuvimos que hacer el equipo de asesores para incorporar los escaños reservados en la reforma constitucional, que permitió la constituyente, costó mucho. O sea, ni siquiera en el pacto de paz por la nueva constitución, no se acordó la incorporación de la paridad ni los pueblos originarios. Tuvo que haber toda una discusión para incorporar a las mujeres y a los pueblos originarios. 

Actualmente estamos en esa posición que todavía hay gente que se resista a entender que Chile es un Estado plurinacional, que integra muchas visiones y que la constitución y los parlamentarios tienen que ser representativos de la sociedad, justamente es lo que trato de revertir. Yo voy como un chileno más, tomando la sensibilidad de los pueblos originarios en este nuevo contexto constituyente. Por eso soy candidato por primera vez, yo veía que antes debatían en base a la constitución del ochenta, de lo que siempre ha existido. Pero ahora estamos en un momento histórico que exige que haya personas con capacidad, con visión de futuro que tengan una mirada de gobernabilidad y de paz. 

-¿Cómo observa los cuatro años de gobierno de Sebastián Piñera?

-Es uno de los peores gobiernos de la historia después de la vuelta de la democracia, porque primero hubo un estallido social que no resistió a discursos del gobierno que eran indignos. Es indigno que un ministro te mande a comprar flores porque es más barato, que mencionen que la gente deba madrugar o que uno va al consultorio a ser vida social. Esta visión un presidente no lo aceptaría. Ahora cuando partió el estallido social y la pandemia se demostró la incapacidad de un presidente que está formalizado por el Ministerio Público. 

A mí me da pena que a nivel mundial tengamos a un presidente imputado y que la Cámara de Diputados lo haya acusado pero el Senado haya entregado un pase de probidad a Piñera y esperemos que la justicia no deje impune los hechos. Fuera del proceso político de la acusación constitucional que no prosperó, al final el presidente quedó en la historia por ser acusado constitucionalmente, esto será debidamente investigado y ojalá sancionado por los presuntos actos de corrupción o conflictos de interés.

-Por último, unos de los motivos del estallido social era la segregación y la crítica a los políticos que mueven influencias a favor de sus familiares. En su caso, ¿se considera un forastero dentro de la clase política?

- En mi caso yo no formo parte de la élite política ni de la élite económica. Pero tuve la capacidad gracias a la educación, de capacitarme y ser abogado. Después me metí en el tema de tecnología y fui subsecretario de Telecomunicaciones por mis competencias técnicas. Yo siempre les digo a la gente de a pie, ‘estamos cansados de los políticos de siempre y de la vieja política de los familiares’. Yo represento que cualquier persona que vive en un cerro, como yo me crié, puede estudiar y tener las competencias, pueden llegar a ser subsecretario, ministro o diputado. Sin desligarme por haber estado en el gobierno anterior, yo lo veo como un plus, porque adquirí más competencias. Lo que me pasó a mi no tiene que ser excepción sino que la regla general. Yo como mapuche he sentido la discriminación pero he tenido la fortaleza de llegar a altos cargos, por eso quiero que todos estemos en igualdad de oportunidades.

Revisa esta y otras noticias en DUPLOS.CL