Escándalo en el Reino Unido por declaraciones de ex asesor de Boris Johnson

“Me gustaría decirles a todas las familias de los que fallecieron innecesariamente lo mucho que lo siento”, dijo Dominic Cummings en el Parlamento.

Boris Johnson. Su ex asesor y consejero criticó su gestión de la pandemia.

El ex asesor y mano derecha de Boris Johnson, Dominic Cummings, se refirió con dureza a la gestión de la pandemia que realizó el Partido Conservador en el Reino Unido durante el año 2020.

Cummings fue consejero jefe del primer ministro desde julio de 2019 hasta noviembre de 2020. Ahora, dos comisiones parlamentarias están investigando lo ocurrido durante el año pasado. Sus declaraciones de este miércoles generaron polémica, luego de que pidiera perdón por los “errores” cometidos.

Cuando los ciudadanos más nos necesitaron, el Gobierno fracasó. Me gustaría decirle a todas las familias de los que fallecieron innecesariamente lo mucho que lo siento por los errores cometidos y por mis propios errores”, dijo Cummings.
-Además: Europa flexibiliza restricciones: España comenzará a recibir a turistas vacunados a partir del 7 de junio

El ex asesor cargó contra ministros, diputados, funcionarios y asesores. “Fallaron desastrosamente a la hora de cumplir con los estándares que los ciudadanos tienen derecho a esperar”, criticó.

Greg Clark, parlamentario de la comisión, pidió que Cummings ofrezca pruebas sobre sus testimonios.

Hay muchos ejemplos”, respondió. “En el verano (boreal), el ministro de Salud Matt Hancock dijo que todos los que necesitaron, recibieron el tratamiento que requerían. Él sabía que eso era una mentira, porque había sido informado por el asesor científico principal y el propio director médico sobre el primer pico, y se nos dijo explícitamente que la gente no había recibido el tratamiento que merecía. Muchas personas fueron abandonadas a morir en circunstancias horribles”, detalló.

Cummings fue especialmente crítico contra Hancock. “Debió ser despedido en varias ocasiones. Mintió a todo el mundo“, dijo.

Cummings, durante la comparecencia. (Reuters)

Boris Johnson

Respecto al primer ministro, lo responsabilizó por no tomar dimensión del problema que se avecinaba y subestimar la pandemia, a la que en su momento calificó de “falsa alarma”.

En febrero, (Johnson) veía el asunto como un simple susto similar al de la gripe aviar“, puntualizó.

De acuerdo con el ex funcionario, la estrategia inicial del Gobierno británico consistió en intentar lograr la “inmunidad de grupo”, considerando que los contagios eran “inevitables”, algo que desde el Gobierno niegan rotundamente.

La lógica del plan oficial era que la enfermedad se iba a propagar. No es que nadie pensara que fuera algo bueno y que lo quisiéramos de forma activa, se veía como algo completamente inevitable y la única pregunta que se formulaba era relativa a cuándo, si se logra inmunidad grupal para septiembre (2020) o para enero (2021) después del segundo brote”, explicó.

Ese era el plan. Me siento desconcertado, porque el Gobierno intenta negarlo. Pero ese era el plan oficial”, puntualizó.

Las vacunas no iban a ser relevantes y nos dijeron que era una certeza que no habría vacunas disponibles en 2020. Eso también resultó ser una completa equivocación”, continuó.

Escándalo

Durante la primera ola de contagios en el Reino Unido, Cummings recibió críticas luego de que trascendió que viajó 425 kilómetros desde Londres a Durham a la casa de sus padres, a pesar de que el confinamiento estricto ya regía en todo el territorio. Horas después, admitió que su pareja tenía Covid-19.
-Te puede interesar: Pasaporte Covid-19: cada vez más países implementan un “certificado verde” de circulación

Otro de los puntos que despertaron polémica tuvo que ver con una cuestión que en principio parecía de menor importancia. Según Cummings, el día en el que aconsejó instaurar la cuarentena obligatoria, el Gobierno estaba ocupado por una historia publicada en el diario The Times sobre el perro de Carrie Symonds, la pareja de Boris Johnson. “Suena tan surrealista que no podía ser verdad”, cerró.