El exsubsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, entró al debate sobre el proyecto de flexibilidad laboral que impulsa el gobierno, y señaló que la iniciativa no cumple con el propósito de reducir la jornada de los trabajadores.

“El gobierno ha tratado de presentar que existe una suerte de trade off, o sea que hay que equilibrar ciertos valores, por una parte mayor flexibilidad y a cambio de eso rebajo la jornada, uno pudiera pensar ok analicémoslo, quizás me beneficia, el problema es que el proyecto del gobierno aumenta la flexibilidad y la jornada no se reduce, sigue siendo la misma, y la consecuencia de esto es que jornadas de hasta 11 o 12 horas diarias termina siendo la regla general”, dijo Díaz.

Además criticó en duros términos la idea de tener 180 horas mensuales y la posibilidad de trabajar 4 días y descansar 3 de la manera en que la propone el Ejecutivo.

“Es una manera que se acerca a la publicidad no fidedigna. Ellos dicen que son 180 horas mensuales, y hay meses que tienen 30, 31 meses, pero no considera que hay meses que tienen 5 domingos al mes, o meses con feriados, es decir, la rebaja termina difuminándose por completo. La otra ilusión del proyecto es que el empleador y el trabajador van a tener la libertad de acordar la carga horaria, sabemos que eso no va a ser así, y que la posibilidad de una negociación es bastante reducida”, señaló.

Y enfatizó que no se trabajará menos porque “las matemáticas no dan, además que por este juego de mensualización, 4×3, semestralización del domingo, bolsas de horas extra, puede terminar siendo que la regla general en Chile sean jornadas de 11 horas diarias”.

También se refirió a los dichos de Piñera en 2005, quien en ese entonces habría propuesto recortar la jornada laboral de 45 a 42 horas. “Si uno lo piensa el actual proyecto del gobierno, también tiene, sabemos que con una publicidad no muy fidedigna, pero también contiene como propósito bajar la carga horaria, no lo cumple. Entonces la idea e bajar la carga horaria está presente y debemos considerar, entonces el presidente debiera explicar sus dichos de ese entonces”, sostuvo en entrevista con La Tercera.

Proyecto de Camila Vallejo

Además se refirió a la propuesta laboral que busca reducir la jornada de 45 a 40 horas que se tramita actualmente en el Congreso. El exsubsecretario dijo que es una buena iniciativa y que suelen levantarse pronósticos catastrofistas.

“En perspectiva creo que es un proyecto sumamente positivo, creo que el principal agobio que sufren los trabajadores hoy día es la extensión de la jornada laboral. Son 45 horas semanales, dividido en 5 días, más los traslados terminan siendo de 11 horas diarias. El derecho laboral surge precisamente por este motivo, la jornada laboral”, dijo.

“Siempre cuando se proponen este tipo de proyectos, yo lo viví muy de cerca, me tocó promover la reforma laboral de la presidenta Bachelet, y los pronósticos catastrofistas son la regla de parte de los contrarios. Cuando se rebajó la jornada en el 2001 los pronósticos catastrofistas eran los mismos, nada de eso ocurrió, los estudios econométricos más robustos demuestran que el valor hora no bajó, no cayó la productividad”, agregó.