Sábado, Febrero 20, 2021

Facundo Campazzo en la senda de Manu Ginóbili

Su entrenador Michael Malone ya lo considera su sexto hombre, es decir, su primera opción de cambio cuando decide hacer sustituciones.

El base oriundo de Córdoba, Argentina cumplió dos meses inmerso en la exigente NBA. Su llegada a Denver Nuggets ha generado muchas expectativas en la fanaticada trasandina, que ven en él al heredero directo de la máxima gloria que ha dado el baloncesto sudamericano, el inmortal Emanuel Ginóbili.

Argentina se ha caracterizado en el último tiempo de dar al mundo del basquetbol nuevas figuras con pasta de crack. No por nada, son la mejor selección de Sudamérica y una de las más competitivas del mundo. Claro que ninguna de sus estrellas brilló más que su máxima leyenda, el gran Emanuel Ginóbili.

“Manu”, aparte de ser el gran referente y símbolo de la selección albiceleste, fue ídolo en San Antonio Spurs, marcando época en el equipo texano. Sus 16 años en la NBA y sus cuatro anillos de campeón demostraron lo bueno y competitivo que fue, siendo alabado por compañeros y rivales por su talento, influencia y profesionalismo.

No obstante, ante el retiro de Ginóbili, los fanáticos argentinos quedaron huérfanos de ídolo, a la espera de la aparición de un nuevo jugador distinto, un basquetbolista que llene de orgullo al país.

Y parece ser que Facundo Campazzo sería el indicado para llenar el vacío que dejó el “20” de los Spurs. El base recién llegado a Denver Nuggets (y con un pasado exitoso en la Eurobasket defendiendo al Real Madrid), tiene todos los pergaminos para posicionarse como el nuevo embajador latino en la liga más competitiva del planeta.

Campazzo aún está en periodo de adaptación en el equipo del Estado de Colorado. Su 1,81 de estatura no ha sido impedimento para encajar en una plantilla donde sus compañeros tienen un promedio de altura que sobrepasa los dos metros. Con talento y disciplina táctica se ha hecho, poco a poco, de un nombre. Su entrenador Michael Malone ya lo considera su sexto hombre, es decir, su primera opción de cambio cuando decide hacer sustituciones.

Su promedio de participación en los partidos es de doce minutos, algo normal para un jugador recién llegado. Su principal característica son las asistencias, teniendo dos por cotejo y sus puntos bordean los 4,6 por match.

Si bien sus números no son aún descollantes, la ilusión que se tiene en él no es sobredimensionada. Tanto en la selección Argentina como en el Real Madrid se destacó por ser el puntal del equipo, con un increíble liderazgo natural, misma característica que tuvo Ginóbili durante toda su carrera.

Ya es una realidad su presencia en la NBA. Se convirtió en el decimotercer jugador argentino en llegar a la liga. Sus compañeros de equipo lo han integrado al grupo en forma positiva y ya se siente uno más de la plantilla.

Habrá que ver para qué está hecho Campazzo. Aún es prematuro para asentir el entusiasmo con que los argentinos se refieren a él como “el nuevo Manu Ginóbili”. Que el tiempo sea el mejor juez para analizar el paso por Denver del pequeño cordobés.


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS