Fiestas clandestinas en Zapallar: Nadie ha pagado las multas

El Consejo de Defensa del Estado (CDE), llegó a un acuerdo con el Ministerio de Salud e iniciaron la cobranza judicial.

Fiestas de Zapallar

La Seremi de Salud de la Región de Valparaíso confirmó que las 37 multas que se cursaron por fiestas clandestinas en Zapallar se encuentran “impagas”

A principios de este año, las imágenes de jóvenes en fiestas en Zapallar causaron indignación. Más aún cuando numerosos audios que comentaban los contagios se difundieran en redes sociales.

Los episodios ocurrieron principalmente en el acomodado balneario de Cachagua. Fiesta de la que participaron hijos de políticos y empresarios que luego dieron Covid positivo.

Los festejos significaron un brote de contagios de coronavirus en la comuna que se encontraba en Fase 3, aumentando en un 833% los casos en la zona.

“Son un atentado a la salud pública”, reprochó el ministro de Salud, Enrique Paris.

Los sumarios por las fiestas en Zapallar 

Antes estos hechos, la Seremi de Salud de la Región de Valparaíso abrió 37 sumarios sanitarios. Todos derivaron en multas, siendo la mayor por 51 millones de pesos aplicada a Martín Abogabir, dueño del restaurante Santo Diablo quien habría organizado tres eventos.

Según informó La Tercera, las sanciones suman un total de 3.585 UTM, valor equivalente a $186.437.295 pesos, monto que nadie ha pagado.

El Consejo de Defensa del Estado (CDE), llegó a un acuerdo con el Ministerio de Salud e iniciaron la cobranza judicial contra los infractores moros.

No obstante “a la fecha, el CDE no cuenta con antecedentes relacionados al cobro de multas cursadas en la comuna de Zapallar durante este año”.

Durante la investigación solo se pudo obtener los nombres de los organizadores, entre ellos el piloto de rally, Samuel Israel. Por lo que no se ha podido individualizar a los asistentes, pues 20 jóvenes entregaron información falsa.

Bajo este escenario, la PDI solicitó a la Seremi de Salud de Valparaíso los oficios de los sumarios asociados a las fiestas clandestinas como parte de las diligencias que instruyó el fiscal Luis Cortez.