fbpx

Fogape Reactiva, listo para ser ley

La Cámara de Diputadas y Diputados, despachó este martes la iniciativa que permitirá a las PYME tener más opciones de créditos bancarios.

El proyecto Fogape (Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios) que ahora ha sido modificado a “Fogape Reactiva” o “Fogape 2.0”, es una propuesta que permitirá a las PYMES optar a créditos con garantía estatal. De esta manera, las empresas podrán destinar recursos tanto para inversiones o refinanciamiento de créditos ya solicitados, dependiendo de las necesidades de cada una.

El proyecto se encuentra listo para ser promulgado como ley luego de que la Sala de la Cámara Baja aprobara los cambios hecho por el Senado con 82 votos a favor, 37 en contra y 12 abstenciones.

Dentro de las modificaciones que se le hicieron al proyecto Fogape inicial, una de las más relevantes tiene que ver con la tasa de interés, la cual se altera para financiamientos que garantice el Fondo, cuando los créditos sean otorgados por instituciones que tengan acceso a financiamiento del Banco Central. El nuevo plan, sube la tasa de interés a un 7,2% anual (equivalente a 0,6% mensual), esto por encima de la Tasa de Política Monetaria (TPM), que el Banco Central mantiene en un 0,5%.

El principal argumento del Ejecutivo para optar por esta medida de ampliar la comisión que pueden cobrar los bancos que otorguen sus servicios de crédito, se relaciona con que a través de ello, las instituciones estarán más interesadas en prestar dinero y así, las micro, pequeñas y medianas empresas tendrán más opciones de contar con un capital que no obtuvieron a través del primer Fogape.

Además, a diferencia del anterior proyecto, el Fogape Reactiva permite que a través de estos préstamos comerciales, las PYME puedan destinar dichos recursos para hacer inversiones y también, para refinanciar pasivos, como los créditos Covid-19, ya que los primeros vencimientos de dichas deudas llegaron a partir de noviembre de 2020 y muchos emprendedores no han podido regularizar sus deudas debido a la actual crisis por la pandemia.

Así mismo, entre otras medidas, se amplía del 15 de diciembre al 15 de noviembre de 2020 la fecha en que podrá aplicarse de forma retroactiva la norma que permite ampliar el plazo de los financiamientos vigentes que hayan sido otorgados por instituciones financieras y garantizados por el Fondo.

Otra de las medidas importantes, está ligada a la extensión hasta el 31 de diciembre de 2021 la ampliación transitoria vigente (de 100.000 UF a 1.000.000 UF) como tope máximo de ventas anuales, que se encontraba establecido como requisito para permitir a los empresarios acceder a la garantía del Fondo. De esta manera, se consiguió aumentar de manera considerable el rango o cantidad de empresas que pueden beneficiarse con el Fogape Reactiva.

Si bien desde el Gobierno se aprecia como un proyecto y una reforma que permitirá a muchos emprendimientos contar con una opción viable de crédito, desde la oposición afirman que es una medida que solo sigue beneficiando al gran empresariado y a las instituciones bancarias.  


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS