Keiko Fujimori insiste en fraude electoral e inculpa a la izquierda peruana

La candidata denunció que “hay hechos muy graves" en el conteo de votos, inculpando a la izquierda peruana de fraude electoral.

Keiko Fujimori insiste en fraude
Keiko Fujimori insiste en fraude

La candidata volvió a señalar que hubo fraude en las elecciones, pese a que la misión de la OEA descartó irregularidades.

Keiko Fujimori, candidata de derecha en las elecciones de Perú, insistió este sábado en que hubo “fraude” en las elecciones presidenciales. Esto, mientras el escrutinio avanza a su recta final, liderado por el izquierdista Pedro Castillo. 

Fujimori ha acusado irregularidades en las mesas de votación y ha solicitado al organismo electoral la nulidad de 887 actas electorales. Sin embargo, lo solicitó fuera del plazo establecido, por lo que ha sido rechazado por las autoridades.

Sin mayores pruebas, Fujimori acusó presiones de “la izquierda internacional” en favor de Castillo. Hay fraude en la mesa, manipulación en mesa”, “hay hechos muy graves en esta última etapa afirmó en una reunión con la prensa extranjera.

Además, señaló que está apelando esta decisión para insistir en la revisión de las actas por supuestas suplantaciones de identidades de votantes y fallas procesales.

Acusa fraude electoral e inculpa a la izquierda peruana

La candidata indicó que la reciente elección ha convertido al país en el “epicentro” de Latinoamérica en una lucha de bloques políticos.

“Perú es un país estratégicamente, geopolíticamente hablando, fundamental en Latinoamérica y es por eso este intento de la izquierda internacional”, afirmó la candidata de 46 años.

Además, señaló:  “En Bolivia y en la Argentina la izquierda regresó, en Ecuador un ilustre empresario logró ganar las elecciones presidenciales y hoy el Perú está en esta batalla”. 

La cruzada de Fujimori para anular miles de votos generó tensión cuando el Jurado Electoral le dio permiso para impugnar actas fuera de plazo, medida de la que luego se retractaron.

En total son alrededor de 200.000 votos los que Fujimori pretendía anular, en su mayoría de zonas andinas y rurales. Fue en esos lugares donde Castillo tuvo un apoyo abrumador.

Informe OEA y rechazos de la acusación

A la denuncia de Fujimori se contrapone el informe emitido por la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA). Este no encontró irregularidades. 

El partido de Castillo rechazó la acusación. El jurado electoral ha manifestado ser transparentes con los votos.

“El Perú es un nuevo epicentro de confrontación entre el comunismo y una economía libre, entre la izquierda y la centro derecha, entre lo que se dice el estatismo y el mercado abierto”, acusó Fujimori.

En medio de la tensión a la espera del resultado, hace unos días un fiscal pidió la prisión preventiva para Fujimori. Esto, por “incumplimiento” de restricciones en un caso de lavado de activos por supuestos aportes ilegales de la firma brasileña Odebrecht.

La candidata estuvo en prisión preventiva por el caso. La primera vez entre octubre del 2018 y noviembre del 2019 y la última entre enero y mayo del año pasado.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe), con un 100% de las actas procesadas (y un 99,303% contabilizadas) 68.967 votos marcaban la distancia entre ambos candidatos. 

Voy a reconocer los resultados, pero hay que esperar el final, prometió, insistiendo en que hubo irregularidades que habrían favorecido a su rival, un maestro de escuela rural de Cajamarca (norte).