Gobierno posterga ingreso de reforma migratoria para marzo

El Ejecutivo se había comprometido a iniciar la tramitación legislativa antes del receso, pero no logró el objetivo.

69
Agencia Uno

Respondiendo a las recriminaciones de los diputados Jorge Tarud (PPD) e Issa Kort (UDI), el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, aseguró el martes 10 de diciembre que el proyecto que moderniza la legislación migratoria se presentaría “la próxima semana”. Finalmente, no fue ésa y tampoco la siguiente. Será en marzo que el gobierno inicie el debate.

Así lo señaló la ministra secretaria general de gobierno, Paula Narváez, quien afirmó que “no hay fecha definitiva para el ingreso del proyecto”, porque el texto “aún no es revisado por la Dirección de Presupuestos (Dipres)”.

La secretaria de Estado también llamó “a la calma”, y sostuvo que la discusión “recién está partiendo” y que, por lo tanto, “es anticipado señalar aprensiones”, aludiendo a las críticas que ya han manifestado dirigentes de Chile Vamos, por la eventual flexibilización en el ingreso y permanencia de los migrantes, y la incorporación de deberes y derechos en materia de salud, educación y trabajo.

El diputado Kort dijo “lamentar que el gobierno no haya cumplido con su palabra y no haya enviado un proyecto tan importante”.

El parlamentario gremialista recordó que la actual normativa “está obsoleta” (data de 1975), por lo que el país “necesita una ley para que las personas que viven y que quieren venir a Chile tengan una normativa clara”.

Desde el oficialismo, el senador socialista que integra la comisión de Relaciones Exteriores, Juan Pablo Letelier, aseguró que “es indiferente que el proyecto se haya presentado ahora o en marzo”, aunque sí “es urgente hacerlo”, ya que a su juicio “la tentación de la derecha de criminalizar a los migrantes es muy grande”, porque el bloque opositor estaría “más interesado en llevar esto como una bandera de campaña presidencial, que como una política pública”.

Las razones de la postergación

Una fuente de gobierno descartó descoordinación o desconocimiento de parte del subsecretario Aleuy o las otras carteras involucradas en la redacción del proyecto para modernizar la legislación migratoria, como la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Cancillería y la propia Dipres, y sostuvo que la postergación se debe al análisis “en detalle” y, especialmente, “al costo fiscal” que tendrá la iniciativa, por ejemplo en la nueva institucionalidad encargada de implementar y perfeccionar la normativa.

“Pensamos que alcanzábamos, pero queremos hacer las cosas bien”, agregó uno de los ministros que integra el comité político, relativizando el retraso en la presentación del proyecto migratorio, que tendrá cuatro grandes capítulos: la definición de los principios, derechos y obligaciones; el detalle de las reglas de ingreso y categorías migratorias; la descripción del nuevo sistema administrativo y sancionatorio; y el alcance del nuevo sistema nacional de política migratoria.

“También se buscará promover la migración segura. Hemos trabajado mucho por mejorar progresivamente los controles fronterizos no para impedir que los inmigrantes entren a Chile, sino para evitar que se instale el negocio de la trata de personas como ocurre en otras partes del mundo”, aseguró Aleuy el viernes pasado en un seminario.