Independientes dejan con menos de un tercio al oficialismo en la Convención Constituyente

Mario Desbordes hizo autocrítica: "Es una derrota... no hemos sido capaces de interpretar a la mayoría ciudadana que está pidiendo cambios".

La clase política tradicional recibió un duro golpe, sobre todo la coalición de gobierno, que no logró el porcentaje necesario para asegurar una influencia decisiva en el contenido de la nueva Constitución.

Según datos oficiales del Servel, con el 64% de las mesas escrutadas, las dos listas que aglutinan a candidatos que van desde la centro izquierda al Partido Comunista obtienen el 33,19% de los votos (“Lista Apruebo”, 25 escaños; “Apruebo Dignidad”, 27 escaños), mientras que la oficialista “Vamos por Chile”, se queda con un 21,24% (37 escaños).

Los grandes ganadores de esta elección son los independientes, que se imponen a los partidos tradicionales con cerca de un 40% de los sufragios (49 escaños). Los pueblos originarios cuentan con los restantes 17 escaños, previamente reservados.

-Teresa Marinovic sorprende liderando en las elecciones del Distrito 10

En las próximas horas se confirmará la distribución final de la Convención Constituyente, que podría tener ciertas variaciones, pero no cambiará mayormente.

Esto quiere decir que los independientes, que no se identifican ni son respaldados por ningún partido político, y la oposición, dominarían la convención constituyente, que está conformada por 155 miembros.

Sin embargo, este dominio es solo relativo, dado que el universo de constituyentes independientes no es homogéneo, ni tiene -a priori- una afinidad particular con la izquierda.

“Esto es un triunfo categórico del cambio, de los deseos de transformación de nuestro país para tener un Chile más digno, más justo y más próspero… Es un rechazo a la derecha que ha querido rechazar el cambio”, dijo el precandidato presidencial del PPD, Heraldo Muñoz.

-Principales polémicas de la segunda jornada electoral

La suma de las dos listas de los partidos de la oposición también estaría lejos por sí misma de los dos tercios que se les llegó a atribuir antes de las elecciones y apenas alcanzarían un tercio de los escaños. ”Hay un cuestionamiento de la clase política, la gente quiere cambios, quiere ilusiones nuevas, quiere propuestas”, agregó Muñoz.

Javier Macaya, presidente de la UDI, dijo que el país “ha entregado una señal que tenemos que ser capaces de escuchar. Acá los bloques políticos tradicionales no han recibido importantes votaciones…El pueblo de Chile ha definido en los últimos meses por una amplia mayoría ahora y en el plebiscito del Apruebo y el Rechazo, que se escriban nuevas reglas y una institucionalidad que va a requerir diálogo”.

Uno de los más autocríticos dentro del oficialismo fue el abanderado presidencial de RN, Mario Desbordes, que reconoció la derrota y la falta de sintonía de su sector con la ciudadanía.

Daniel Stingo, Ignacio Achurra, Fernando Atria, Alondra Carrillo, Giovanna Grandon (conocida como Tía Pikachu), Marcela Cubillos y Rodrigo Logan, entre otros, lograrían un escaño en la Convención, de acuerdo a resultados preliminares.

Esta elección incluyó a 1.373 candidatos en total, entre los que destacaron representantes de las luchas sociales y culturales, además de varios políticos tradicionales.

La ciudadanía se inclinó mayoritariamente por los primeros, pero ahora empieza el proceso de lidiar con los segundos, que lograron permear la Convención Constitucional que muchos soñaban aún más alejada de los antiguos referentes, aunque de todas formas se celebra la mayoría independiente como el triunfo de la protesta que comenzó el 18 de octubre de 2019.