Israel acusado de detener a más de 400 niños palestinos en mayo

El Ejército de Israel abrió fuego con munición real en Cisjordania, terminando con la vida de un adolescente que participaba en una protesta.

Israel
Arrestos de palestinos en Israel.

Palestina acusa a Israel de arrestar, durante mayo, a 3.100 ciudadanos palestinos, incluidos 471 niños. Así lo reportó la agencia SANA, junto a atribuir a las fuerzas de ocupación el homicidio de un adolescente de 15 años.

De acuerdo a la agencia de noticias Wafa, el joven palestino que participaba de una manifestación contra la invasión israelí, fue asesinado con disparos por los soldados del Ejército de Israel.

El deceso del adolescente Mohamad Saeed Hamayel tuvo lugar en la aldea cisjordana de Beita, según informaron fuentes palestinas.

Conforme al Ministerio de Sanidad palestino, Mohamad recibió un disparo al corazón mientras protestaba contra “la construcción israelí de una colonia cerca del pueblo”.

Resultaron heridas de bala otras seis personas, que fueron trasladadas de urgencia a un hospital de la zona, tras el ataque del Ejército de Israel en Cisjordania.

Acontecimientos que se suman a los recientes fallecimientos de otros cuatro palestinos, en la ciudad cisjordana de Yenín, durante un operativo de arresto.

Israel arrestó a 3.100 palestinos en tan solo un mes

Instituciones de defensa de prisioneros palestinos denunciaron que las autoridades de ocupación de Israel detuvieron a 42 mujeres en los territorios ocupados.

Lugares donde las fuerzas sionistas detuvieron a 2.000 palestinos en total, entre ellos 291 niños, en un intento por reprimir las manifestaciones de rechazo. Esto ocurrió específicamente en las zonas de Jerusalén ocupada y la Franja de Gaza.

Según el reporte de palestinalibre.org, los militares sionistas arrestaron a 1.100 palestinos en Cisjordania, incluidos 180 niños.

Entre otros detalles, informaron que la cantidad de prisioneros en las cárceles del ocupante Israel alcanzó 5.300 personas a finales de mayo. También denunciaron los más terribles métodos de tortura física y psicológica, a los que se ven sometidos.

Condiciones que calificaron de “extremadamente difíciles” y como “una inminente amenaza para sus vidas”.

Estas instituciones hacen un urgente llamado a la comunidad internacional, para que presione a Israel con el cese de ocupación y violaciones de los derechos humanos. Insistiendo en acabar con las inhumanas torturas que están sufriendo sus prisioneros, concediéndoles la libertad, a la par con su derecho ciudadano a manifestarse.