Jeff Bezos logra con éxito la hazaña espacial en 11 minutos

Bezos no logró ganar el titulo al primer empresario en llegar al espacio, ya que su rival Richard Branson lo consiguió nueve días antes.

Jeff Bezos

En menos de un cuarto de hora, el magnate Jeff Bezos logró completar un vuelo al espacio, lo que servirá para cumplir su objetivo personal y comercial: viajes al espacio en su propia nave.

11 minutos tardó el empresario en despegar, cruzar la barrera de los cien kilómetros de altura -la denominada frontera espacial-, quedar cuatro minutos sin gravedad y luego regresar a la tierra.

Un hito que además de significar un gran avance para el turismo espacial, ya que es el primer vuelo no pilotado y con tripulación totalmente civil, rompió varios récords.

En primer lugar, la pilota Wally Funk de 82 años, se convirtió en la persona de mayor edad en volar al espacio. La mujer fue parte del grupo de mujeres Mercury 13, aspirando ser astronauta en 1961, por lo que es la viajera más preparada en esta nave.

Por otro lado, Oliver Daemen, hijo de un multimillonario holandés, se convirtió con 18 años en el astronauta más joven en llegar al espacio.

Además, se suman Jeff Bezos y su hermano Mark, siendo los primeros en coincidir en el espacio.

Sin embargo, el fundador de Amazon no es el primer empresario en volar fuera de la Tierra. Su rival y también empresario, Richard Branson logró la hazaña nueve días antes.

Mientras que Bezos y Branson ya cumplieron el viaje suborbital y tienen planes de llegar más lejos, el multimillonario Elon Musk está centrado en llevar sus vuelos hasta la Estación Espacial Internacional. Por su parte, ya planeó un viaje similar a los de sus colegas para septiembre con una tripulación totalmente civil y financiada por otro millonario.

La nave de Jeff Bezos

Si bien, internacionalmente se conoce que los 100 kilómetros de altura es el límite de comienzo espacial. Estados Unidos marca que el umbral está desde los 80 kilómetros en adelante.

En esta línea, Branson sólo alcanzó los 85 kilómetros. Por lo que, sus contendores señalan que el empresario de Virgin solo tiene el título de ser el primero en llegar a las puertas del espacio.

Por su parte, el viaje de Bezos permitió que los ocupantes del New Shepard se liberaran de sus cinturones y disfrutaran de la ingravidez por algunos minutos. Luego, el cohete despliega una línea de paracaídas para frenar su caída al suelo y con motores lograr el aterrizaje vertical.

Finalmente, esta nave que esta diseñada para vuelos suborbitales pretende próximamente llevar a todo el turista -que pueda pagar- a conocer el espacio, para lo cual cuenta con seis asientos y cómodas instalaciones.