Joe Biden cuadruplicó el número de refugiados admitidos por año en Estados Unidos

El presidente demócrata amplió la cifra de refugiados anuales de 15.000 a 62.500. Y prometió que mejorarán las condiciones de ingreso.

Joe Biden
Joe Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, elevó a 62.500 el número de refugiados que Estados Unidos admitirá por año.

Donald Trump fijó durante su gestión un máximo de 15.000 asilados anuales en el país norteamericano, la cifra más baja de la historia.

Biden amplió el mes pasado los criterios para reubicar a los refugiados, pero fue blanco de numerosas críticas por no elevar el tope. Incluso sus asesores afirmaron creer que “no era necesario” modificar la cantidad de ingresos.

Además: Luego de 20 años, Estados Unidos se retirará de Afganistán

Pero en un comunicado difundido este lunes, el presidente demócrata dijo que el nuevo límiteborra la cifra históricamente baja establecida por la administración previa”. Y criticó la decisión de Donald Trump, al asegurar que las cifras anteriores “no reflejaban los valores de Estados Unidos como una nación que le da la bienvenida y apoya a los refugiados”.

Es importante tomar esta medida hoy para disipar cualquier duda que persista en las mentes de los refugiados en todo el mundo que han sufrido tanto, y que aguardan ansiosamente iniciar sus nuevas vidas”, dijo el mandatario.

Pandemia

El ex vicepresidente de Obama reconoció que Estados Unidos no podría recibir 62.500 refugiados este año, dadas las condiciones actuales y las restricciones derivadas de la pandemia. “Esto es una triste verdad”, afirmó, pero atribuyó esas deficiencias a medidas del gobierno anterior.

Asimismo, la Casa Blanca aseguró que en 2022 ese tope se duplicará a 125.000 refugiados anuales. Y se comprometió a continuar trabajando para mejorar las condiciones de aceptación de personas que solicitan asilo.

Además: Biden reactiva Obamacare y elimina obstáculos al aborto

Los nuevos cupos se distribuirán de esta forma: 22 mil para África, 6 mil para Asia Oriental, 4 mil para Europa y Asia Central, 5 mil para América Latina y el Caribe, y 13 mil para el oeste y sur de Asia. Los 12.500 lugares restantes permanecerán para personas sin procedencia determinada.

Las agencias que trabajan con la reubicación de refugiados criticaron durante años al gobierno de Trump por no modificar las cifras. Ahora, celebraron la decisión de Biden, y esperan brindar soluciones a las miles de personas por año que emigran hacia Estados Unidos en busca de un futuro mejor.