Katty Kowaleczko en De tú a tú: “Los golpes fueron puñetazos y patadas”

En un nuevo episodio de De tú a tú con Martín Cárcamo, Katty Kowaleczko habló de la violencia intrafamiliar que vivió en su primer matrimonio.

"Canal 13"

El exitoso espacio de entrevistas del 13 conducido por Martín Cárcamo: De tú a tú, sigue dando de qué hablar y atrapando a su audiencia por las conversaciones tan íntimas con distintas personalidades nacionales, siendo invitada a un nuevo capítulo la actriz Katty Kowaleczko.

En una conversación profunda con Martín, Kowaleczko accedió a revelar un grave episodio de violencia que vivió durante su primer matrimonio, que dejó al animador y a todos los televidentes muy impactados.

“De tú a tú”

Con su primera pareja, siendo aún menor de edad, la actriz vivió un oscuro momento cargado de violencia psicológica y física.

“Yo me casé a los 17. Descubrí que me estaba arrancando, estaba arrancando de un papá enfermo, muy deteriorado. De esa realidad. Me casé con un proyecto de vida en serio, o sea, yo quería casarme, tener hijo. Pololeé un par de meses pero esta persona era mayor que yo”, explicó Katty.

“Él era encantador. Una persona trabajadora, se comprometió a que siguiera estudiando. Al poco tiempo esto empezó a cambiar. Al poco tiempo llegué a una casa donde me celaba mucho. Y yo no podía salir, salía a comprar pan y si me llamaba (teléfono fijo) y no estaba, se enojaba y empezó así la violencia, primero verbal, hasta que llegó a la física”, reveló la actriz.

“De tú a tú”

Situación que según Kowaleczko fue empeorando con el paso del tiempo y terminó en violencia física con el primer “charchazo” en una discusión en casa, que más que el dolor físico, la descolocó y dejó en shock porque no se lo esperaba.

“Yo traté de explicarle que eso estaba mal y él perdóname, nunca más, no sé qué me pasó y nunca más, pero el nunca más yo no sabía que era mentira”, relató la ex presentadora de televisión de ascendencia polaca.

Kowaleczko le contó a Martín que con el tiempo la agresividad fue mayor y los golpes cada vez más violentos, con puñetazos y patadas, sin saber muy bien qué hacer porque ella era muy chica. Historia que terminó con una consulta al geriatra, en la que su ex marido intentó pegarle a la salida del recinto, por lo que arrancó a los brazos de sus padres, confesándoles la terrible situación que estaba viviendo.

“Me acuerdo que terminé de contarles todos los golpes, todas las situaciones. Me acuerdo que mi papá fue militar, tenía su arma inscrita, un revolver. Se levantó, fue al dormitorio y volvió con el revolver en la mano. Te doy tres segundos para que desaparezcas de acá. Si te veo de nuevo cerca de mi hija yo te mato. Uno…. Esta persona salió volando”, concluyó la actriz.