Kim Jong-un asegura que el K-pop “es un cáncer vicioso” y lo prohíbe

En su lucha contra la influencia cultural surcoreana en Corea del Norte, Kim Jong-un prohibió el popular género musical.

Kim Jong-un
Kim Jong-un

Los medios de comunicación estatales de Corea del Norte informaron que Kim Jong-un “le declaró la guerra” al K-pop. Porque, más allá de la música, lo que detesta es su influencia en los jóvenes norcoreanos.

Según una publicación de The New York Times, el supremo líder de Corea del Norte se refirió al popular género musical como “un cáncer vicioso que corrompe los atuendos, peinados, discursos y comportamientos de los jóvenes norcoreanos”.

En su ferviente lucha contra la influencia cultural de sus vecinos, Kim Jong-un también añadió que “de no controlarse el K-pop, podría provocar el derrumbe de Corea del Norte”.

Su rechazo al K-pop va en la línea de decisiones como la de diciembre de 2020, cuando implantó en Pionyang (capital de Corea del Norte) una ley especial que castiga a quienes consuman o distribuyan música, películas o libros surcoreanos.

Esta ley condena a quienes sean descubiertos consumiendo “propaganda” extranjera con penas que van de 5 a 15 años de cárcel. Mientras que aquellos involucrados en distribución de contenido surcoreano, podrían ser sentenciados a cadena perpetua o incluso la muerte.

Castigando además esta normativa a quienes se atrevan a “hablar, escribir o cantar al estilo surcoreano” con hasta dos años de trabajos forzados.

Kim Jong-un contra la cultura juvenil surcoreana 

Disposiciones legales que se han visto reforzadas con la orden de Kim Jong-un para erradicar “despiadadamente” las crecientes tendencias capitalistas norcoreanas. Según el líder, se advierte que se “se está produciendo un cambio serio” en el “estado ideológico y mental” de los jóvenes norcoreanos.

Afirmación que fue llevada a la práctica en abril, cuando 3 estudiantes de 14 años recibieron sentencias de reeducación a través de trabajo por su “comportamiento antisocialista”.

Pena que Kim Jong-un determinó, porque supuestamente los menores se cortaron el pelo “estilo adolescente surcoreano” y cantaban canciones K-pop.

Sobre la afluencia de materiales audiovisuales del exterior, de acuerdo a una encuesta de la Universidad Nacional de Seúl:

“De 116 personas entrevistadas, que huyeron de Corea del Norte en 2018 y 2019, casi la mitad había consumido con frecuencia audiovisual surcoreano mientras estaban en su país”.