La clásica “Negrita” de Nestlé cambiará su nombre a “Chokita” para evitar racismo

Según un comunicado de Nestlé, el cambio de identidad de "Negrita" por "Chokita" es un reflejo de su cultura empresarial no discriminatoria.

A partir de octubre,
A partir de octubre, "Negrita" de Nestlé se convertirá en "Chokita".

De acuerdo a un comunicado de Nestlé, la empresa de alimentos tomó la decisión de cambiarle el nombre a la emblemática “Negrita” por “Chokita”.

Según los encargados de la marca, la idea es que la clásica galleta bañada en chocolate no discrimine ni ofenda a nadie por presuntos indicios racistas.

A partir de octubre se realizará oficialmente el cambio de “Negrita” por “Chokita”, para identificar a la galleta con relleno de vainilla y cobertura con chocolate de Nestlé.

En el comunicado, la empresa explicó que la medida responde a un proceso de revisión de una cartera de 25 mil productos y 2 mil marcas. Donde los resultados de evaluación arrojaron que el posicionado identificativo podría considerarse inapropiado.

De acuerdo al análisis de la compañía de origen Suizo, el nuevo concepto de llamar a “Negrita” como “Chokita” apela a una mayor conciencia de Nestlé. Específicamente sobre las marcas y su lenguaje visual respecto a peyorativos o descalificativos que pudieran mal interpretarse.

“Negrita” de Nestlé se convertirá en “Chokita” a partir de octubre

En esa línea, Nestlé aseguró que con esta decisión busca poner término a acciones o medidas que pudieran considerarse discriminatorias o racistas.

“La revisión consideró las sensibilidades de distintos grupos sociales en todos los países en que la compañía está presente. Y concluyó que la marca Negrita, nacida hace más de 60 años en un contexto completamente distinto, debía ser reemplazada por Chokita”, informó el comunicado.

Respecto al nuevo nombre elegido, Nestlé argumentó que “Chokita” hace referencia a su inconfundible sabor a chocolate. Además de inspirarse en el popular diminutivo usado por los chilenos para expresar cariño.

Finalmente, la marca aseguró que el cambio de nombre no está asociado a ninguna modificación en la receta del producto. Comprometiéndose a mantener su calidad y el sabor característico de costumbre.

“Estamos convencidos que nuestros consumidores apreciarán esta decisión que recoge, representa y respeta a la sociedad en toda su diversidad”, concluyeron.