La salud mental de los equipos de trabajo: Una problemática de salud pública

Estudios y recomendaciones de entidades buscan generar conciencia sobre la profundidad de la sintomatología que se puede desencadenar.

Salud Mental

Organismos internacionales y nacionales – como la OMS o la ACHS – han estado, desde marzo de 2020, levantando información y analizando sus resultados para poder guiar a las empresas en el proceso de apoyar a sus colaboradores durante la pandemia.

El impacto que ésta ha tenido es, por ahora, inconmensurable. Sí hay claridad de que al temor que genera la enfermedad, se le suman las condiciones sociales y económicas, elementos que impactan directamente en la salud mental de la población.

“Este tipo de antecedentes son muy útiles para líderes y jefes, pero también para los que influyen o participan en la formulación de políticas públicas. La sintomatología que se desencadena por la pandemia es una problemática de salud. Las consecuencias de un acercamiento negligente al tema pueden ser devastadoras, tanto para las personas como para las organizaciones”, explica Francisca Fuensalida, Directora del Programa Teletrabajo, iniciativa creada por consultores organizacionales con el objetivo de buscar y generar espacios de reflexión acerca de este cambio cultural.

Entrando a las cifras locales, la ACHS presentó su último Termómetro de Salud Mental reveló que el 37,9% de los encuestados está con algún grado de depresión, y que las mujeres tienen 19 puntos adicionales de prevalencia de síntomas depresivos más que los hombres. “Independiente de cuál sea su origen, una mala salud mental afecta el desempeño en todos los ámbitos, principalmente el laboral. Es por eso que si lo que se busca es sostener la productividad, los empleadores tienen que hacerse cargo de prevenir riesgos psicosociales laborales, no existe otra manera”, asegura la profesional.

“Las consecuencias de un acercamiento negligente al tema pueden ser devastadoras, tanto para las personas como para las organizaciones”, explica Francisca Fuensalida, Directora del Programa Teletrabajo.

“Preocupa que los líderes no estén desarrollando nuevos estilos de dirección dentro de las organizaciones y que gran parte de ellos continúa funcionando con paradigmas y estilos que no sirven en este contexto. Recordemos que el teletrabajo se basa en la confianza, en la autogestión, en desarrollar puentes únicos y de calidad con cada persona, en entender los nuevos sistemas de evaluación y de comunicación donde la salud mental es prioridad”, reflexiona la experta.

¿Cómo comenzar? La OMS entrega las siguientes recomendaciones:

  1. Conocer al equipo: los líderes deben estar disponible para escuchar y tratar de solucionar las dificultades que puedan presentar cada una de las personas, así como monitorear el estado de salud mental de los colaboradores.
  2. Coordinar y Promover espacios de conversación: incentivar una comunicación dirigida y focalizada con un lenguaje cercano, mensaje de unidad y contención para bajar los niveles de incertidumbre en los equipos.
  3. Mostrar preocupación y dedicación hacia los colaboradores: no olvidemos que los equipos lo componen personas, es por esto que garantizar las condiciones básicas para un buen desempeño laboral influirá de manera positiva en la salud mental de estos.
  4. Capacitar al equipo: esta herramienta permitirá dar un descanso emocional inmediato a los colaboradores ayudándolos a una adaptación de situación de crisis y disminuir la alicaída salud mental de los equipos.

 

Acerca del Programa Teletrabajo

Programa Teletrabajo es un programa creado por consultores organizacionales, formalmente funciona desde octubre de 2019 como un área de la consultora VFC a cargo de su directora Francisca Fuensalida, experta en desarrollo organizacional y liderazgo, el objetivo de esta iniciativa es buscar y generar espacios de reflexión acerca del cambio cultural que significa el trabajo remoto en estos tiempos.