La UC parece un hospital: suma ocho lesionados en su plantel

El DT uruguayo Gustavo Poyet mira con preocupación cómo se aproxima el debut en Copa Libertadores de América.

Una nube negra opaca la actualidad de Universidad Católica. Su buen comienzo de campeonato, donde vencieron 1 a 0 a Ñublense, se está viendo afectado por la seguidilla de lesiones que están sufriendo importantes elementos de su plantel.

La UC ya suma ocho bajas, un número elevado de lesiones para cualquier cuerpo técnico. El DT uruguayo Gustavo Poyet mira con preocupación cómo se aproxima el debut en Copa Libertadores de América donde, al parecer, tendrá que armar un equipo plagado de suplentes y juveniles.

Este fin de semana sufrió el descarte de Gonzalo Tapia y Branco Ampuero. En menos de media hora de juego ante el conjunto chillanejo, Poyet se vio obligado a realizar dos cambios, una situación inédita en cualquier partido normal.

Según los partes médicos, ambos futbolistas se desgarraron. Tapia en el isquiotibial izquierdo y Ampuero en el muslo, quedando los dos tres semanas fuera de la alta competencia.

A esto, la UC debe sumar su listado de heridos, que convierte a su plantilla en un verdadero hospital. Germán Lanaro (rotura de ligamentos), Felipe Gutiérrez (problemas a la rodilla), Francisco Silva (cirugía de pierna), Juan Fuentes (contractura aductor derecho), José Pedro Fuenzalida (esguince de tobillo) y Edson Puch (Covid-19) son los  cruzados que seguirán en el dique seco un buen tiempo.

Por lo pronto, el actual tricampeón del fútbol chileno sigue preparando el duelo que lo enfrentará a Palestino por la segunda fecha del torneo nacional, este domingo a las 19:00 horas en San Carlos de Apoquindo. A la vista de su contingente de descartados, es seguro que comenzarán a aparecer las oportunidades a jugadores con escasa participación y experiencia.


También te puede interesar: