Sábado, Febrero 20, 2021

Le quedó grande: Google abandonó ambicioso proyecto mundial

El año 2013 partió como un proyecto piloto en Nueva Zelanda

Un importante proyecto que conseguiría llevar internet a todo el planeta a través de un globo estratosférico, no dio resultado. La compañía de Google decidió dar pie atrás y bajarse del proyecto llamado “Loon”. En un comunicado que emitió “Alphabet” (empresa estadounidense filial de Google), se explicó que tuvieron inconvenientes para reducir los costos del servicio, pilar fundamental para poder expandir la red de internet a zonas rurales o lugares que poseen problemas de conectividad tecnológica; todas éstas, hubiesen tenido internet a través de un globo ubicado en la estratosfera.

El director ejecutivo del proyecto, Alastair Westgarth, anunció el fin de la iniciativa y expresó lo siguiente:

“Este proyecto buscaba acercar la conectividad a los últimos mil millones de usuarios del mundo, es decir, aquellos que se encuentran en zonas remotas y demasiado difíciles alcanzar, o donde se ofrece el servicio con las tecnologías existentes, pero es demasiado caro para la los usuarios”, expresó Westgarth.

Según detalla el jefe del proyecto, “Loon” deja un importante legado en el mundo, entre ellos, el trabajo de coordinación que logró el equipo con distintos gobiernos y autoridades de aviación para hacer volar de manera segura los vehículos en la estratósfera.

Los responsables de “Loon”, informaron que, en diciembre pasado, lograron que los globos navegaran de manera exitosa y autónoma, gracias al aprendizaje por refuerzo profundo, una técnica conocida en este campo de la tecnología.

 ¿Cuándo y cómo se inició este proyecto?

Loon inició el año 2013 como un proyecto piloto. La primera prueba se concretó en Nueva Zelanda, y en ese mismo territorio se lanzaron 12 globos a la estratósfera. En la segunda prueba se lanzaron 30 globos de 15 metros de diámetro a la estratósfera. Esta tecnología ofrecía conexión a internet a través de wifi, que se transmitían a antenas especiales que conectaban con los muros de los edificios. El lado “B” de este proyecto, es que más de un globo falló y cayó en algunos lugares desconocidos. Hay registros de que uno de ellos cayó en territorio argentino el año 2016, en una parcela llamada Monte Carlo, donde los vecinos reportaron que era un artefacto desconocido con antenas, baterías de litio, un globo desinflado sin gas y otros elementos eléctricos.

Según la compañía Loon, la caída de uno de sus globos, en este caso en Argentina, fue maniobrado y coordinado con las autoridades.

Mario Rodríguez
Mario Rodríguezhttp://www.mariorodriguez.cl/
Periodista, Locutor Profesional de Radio y Animador de Eventos

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS