Domingo, Enero 17, 2021

Liderazgo en Pandemia: ¿Qué conclusiones se obtienen de esta nueva normalidad?

A diez meses del inicio de la pandemia por Covid-19 en Chile, es hora de hacer balances en el ámbito laboral. Qué se aprendió y qué mejorar, son algunas de las preguntas que más resonaron durante este año y que analizaron desde Page Personnel

Como caminar en un terreno desconocido se podría catalogar el drástico escenario que debieron asumir la mayoría de las empresas durante este 2020.

La pandemia activó un cambio urgente que impulsó el teletrabajo como mejor opción para disminuir los contagios entre los trabajadores. Para Page Personnel, desde el punto de vista de RRHH, esto se tradujo en un año con una alta visión de compromiso, por parte de los colaboradores para desempeñar sus labores.

La incertidumbre fue uno de los factores que se apoderó de colaboradores y jefaturas, ya que muchos asumieron con recelo la nueva normalidad, mientras que los más jóvenes lo tomaron como una oportunidad para demostrar que se esté dónde se esté, es posible seguir siendo productivo.

“Afectó muy fuerte el cambio de modalidad laboral, dado que los líderes -no solo de Chile, sino que del mundo entero- desconocian lo que venía, no tenían respuestas, y en plena ‘oscuridad’ debían liderar y proyectar la confianza. Las jefaturas, se vieron fuertemente afectadas en su forma y cómo plantarse en medio de esta crisis”, dijo Anastasia Samokhvalova, Senior consultant de Page Personnel.

Rápidamente las empresas debieron tomar cartas en el asunto y una de las soluciones fueron las capacitaciones, las cuales debían entrenar la confianza de los líderes al delegar y quitar de sus mentes la gran pregunta ¿Cómo controlo si trabajan o no, si no sé donde están? “Reconocer que esto es nuevo para todos y ayudó a fortalecer el lazo de confianza entre trabajadores y líderes”, argumentó Anastasia, quien además agregó que algunas empresas implementaron capacitaciones de apoyo emocional, que contribuyeron en la contención de un equipo de trabajo.

Por otra parte, áreas como manufactura, construcción, trabajos en faena y retail, que no podían ejercer su trabajo de forma virtual, debieron someterse a cursos de prevención de riesgo, con el fin de evitar los contagios laborales.

La modalidad online obligó a algunos jefes más tradicionales en su forma de trabajar, a aprender sobre la marcha y ceder. No todos lo hicieron, pero quienes aceptaron el desafío, obtuvieron la oportunidad de aprender en medio de una crisis y llevar este aprendizaje a su futuro. Desde Page Personnel aseguran que las jefaturas tuvieron la oportunidad de mostrar su cara más humana (no aprender a serlo, ya lo eran) a sus colaboradores, transformándose en un apoyo en esta situación nueva para todos, algo así como aprendiendo juntos en el camino.

De acuerdo a Page Personnel un líder debe confiar en su equipo y hacer que confíen en él o ella, predicar con ejemplo y motivar. Debe escuchar, saber validar y reconocer los logros personales y grupales. También saber cómo confrontar las situaciones de tensión y lo más importante, y que los humaniza aún más, es saber consolar y ponerse en los zapatos del otro. Este último concepto en pandemia es clave, ya que cada uno vive la pandemia de un modo diferente.

Todos pueden ser líderes, ya que las personas se van formando en base a experiencias y conocimientos. Quizás algunos sean mejores para sobrellevar crisis como la pandemia, otros se llevan mejor liderando equipos, etc, pero ¿Será que las nuevas generaciones tienen más disposición a enfrentar los cambios repentinos, como los causados por la pandemia?

Las diferencias generacionales hace unos años atrás fueron muy claras. Todo era blanco y negro, sin embargo, al pasar los años, estas fueron matizándose.

Una de las claras características que demuestra el grupo denominado millenial es que trabajan por objetivos y no por cumplir. Esto se demuestra sobre todo por su competitividad, que va más allá de la individual, ya que no se quedan en su zona de confort, muchos de ellos incluso sacrificando sueldo por conocimiento. Esta generación buscó ganar dinero, aprender y trabajar duro, pero sin dejar de disfrutar de su propio tiempo. Esto sin duda los llevó a ser más creativos que el resto.

Los millennials, tal vez, fueron los menos afectados por el home office, puesto que ya mantenían un estilo de trabajo diferente. La forma en que desempeñan sus labores parece más relajada. Disfrutan de música en la oficina, toman café, se ríen y usan ropa menos formal, proyectando un falso relajo, sin embargo, pueden estar 100% conectados y concentrados, lo que los hace altamente eficientes frente a cualquier adversidad”, comentó Anastasia.

Saber motivar y buscar sinergias entre generaciones en épocas de crisis, sin duda, afianzará y potenciará el trabajo en equipo, que obtendrá un equilibrio natural y es lo que se espera para este 2021 al interior de las organizaciones.

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS