Los 10 errores más frecuentes que se cometen en los perfiles de LinkedIn

Pese a la penetración que tienen estos sistemas digitales, aún persiste una serie de errores que le restan efectividad.

317

El uso de las plataformas web para la búsqueda de empleo ha tenido una penetración enorme en los últimos años. Es así como se pueden encontrar desde profesionales con vasta experiencia, hasta quienes recién están egresando.

Definir objetivos, rubros y el ambiente laboral al que se quiere apuntar son los principales pasos para abrirse camino en el campo laboral, y aún más al momento de sumarse a la oferta de profesionales que se encuentra en los perfiles de las plataformas de búsqueda de empleo.

Para la directora de Personas de Microsoft Chile, Denisse Goldfarb, “la cuarta revolución industrial ha transformado el mundo en grandes oportunidades de crecimiento, mejores remuneraciones y el pleno empleo para los jóvenes”.

De esta forma -y gracias a las facilidades en términos digitales que se tienen actualmente- es que los sitios laborales como LinkedIn se han convertido en herramientas claves para encontrar trabajo, y en una buena opción de vitrina para las empresas en búsqueda de nuevos talentos.

Esta plataforma virtual que posee más de 546 millones de usuarios en todo el mundo ha logrado en Chile la penetración más alta dentro de América Latina (cuatro millones), similar a la de mercados desarrollados.

El gerente regional para el Cono Sur de LinkedIn, Ramiro Luz, comenta que este cambio que apunta a una pronta salida del tradicional Currículum Vitae (CV) se debe a la movilidad laboral que se ve actualmente y las amplias posibilidades en el desarrollo profesional. “En este escenario, el trabajo de crear un CV para un movimiento laboral en específico ya no hace tanto sentido, es un proceso vivo y continuo de evaluación de opciones”.

El CEO de TuPrimeraPega.cl, Horacio Llove, explica que “en un contexto en el que el desempleo actual de Chile ronda el 6,5%, la participación de los jóvenes y mujeres es el norte hacia donde debe apuntar el trabajo”.

Asimismo, “las mujeres han tomado un rol más protagónico en la sociedad, generando autoempleos, emprendimientos y demostrando una mayor agilidad en el dominio de la tecnología”, agrega Llove.

Las recomendaciones que entrega Goldfarb para un buen manejo de la imagen en las plataformas web es que estas “permanezcan abiertas para que puedan ser halladas por head hunters y empresas, nutridas, además, con información sobre el perfil profesional del usuario”.

Los 10 errores más frecuentes que se cometen en los perfiles de LinkedIn

Desde la banca y mineras hasta centros de salud y universidades

Los rubros que utilizan estas plataformas laborales para sondear a sus futuros profesionales son totalmente transversales.

Luz señala que desde sectores como la banca y minería hasta centros de salud y universidades buscan llenar sus cupos organizacionales desde LinkedIn. “Prácticamente todas las empresas grandes con operaciones en Chile ya exploran el potencial de la red social, llegando incluso a tener presencia de pymes”.

En cuanto a las profesiones más demandadas, en estas destacan -debido a las características geográficas de Chile- los ingenieros y técnicos de la minería, así como también las personas ligadas al mundo digital.

Sin embargo, esta red no solo permite a los profesionales con experiencia tener un proceso de movilidad laboral más sencillo, sino que también otorga la posibilidad a quienes recién egresan de insertarse en el mundo laboral. “Los filtros no permiten hacer búsquedas por género, ayudando a que la elección final sea por aptitudes y experiencias de los usuarios”, comenta Luz.

Pese a la penetración que tienen estos sistemas digitales, aún persiste una serie de errores que le restan efectividad. Aquí, un listado de las 10 principales equivocaciones:

1 Usar una foto poco profesional.

Muchas veces las personas usan la misma foto de su Facebook en su perfil laboral, lo cual no se recomienda. Los fondos con palmeras, ropa informal y traje de baño no son adecuados. La imagen debe ser de buena calidad, con un fondo blanco o difuminado, que destaque desde los hombros hacia arriba. También se sugiere agregar una segunda foto de portada, relacionada con hobbies .

2 Escribir en el encabezado solo el cargo y la empresa.

Debajo del nombre se debe agregar información relevante para aparecer en los buscadores. Así el perfil se destaca y facilita el ponerse en contacto con personas de intereses similares o profesionales de reclutamiento. Además de incluir el cargo y/o empresa, se recomienda mencionar las áreas de experiencia, industria y conocimientos técnicos relevantes.

3 No completar el resumen profesional.

A diferencia del CV tradicional, esta es probablemente la parte más importante de un perfil en LinkedIn u otra plataforma digital. El resumen puede tener más de 10 líneas y se escribe en primera persona. Usar un tono cercano y mencionar los estudios, carrera y pasatiempos es una buena forma que tienen los reclutadores de conocer el perfil del usuario.

4 Tener menos de 500 contactos.

Para asegurar una mayor visualización del perfil se recomienda tener al menos 500 contactos. De preferencia, permanecer en contacto con compañeros de universidad, conocidos del trabajo, ex compañeros de colegio, familiares y amigos. También es útil conectar con personas que compartan intereses, aunque no se conozcan, ya que podrían ser un contacto útil a futuro. Para esto último, se sugiere agregar una pequeña nota o mensaje para establecer la conexión.

5 Dar información incompleta de las funciones y logros.

Muchas veces las personas tienen gran cantidad de detalles en su CV y en LinkedIn solo anotan información general. Se aconseja incluir siempre las funciones que se ha realizado en cada experiencia laboral y, lo más importante, incorporar información que dé cuenta de la calidad del trabajo (logro de metas, reconocimientos, premios, etc.).

6 No agregar información multimedia.

En un mundo digital, LinkedIn u otros sitios laborales abren la posibilidad de mostrar el trabajo a través de páginas web , videos y fotografías. Se recomienda incluir contenido multimedia, donde se pueda presentar información visual sobre el trabajo, como proyectos, campañas y notas de prensa.

7 No aprovechar la información disponible para conocer sobre próximos empleos.

Al postular a un empleo se puede obtener información muy relevante a través de la plataforma. Revisar el perfil de un futuro jefe, compañeros de trabajo o perfil de la empresa es un indicador de la cultura digital de una organización. Estos datos podrían ser útiles a la hora de una entrevista personal.

8 No pedir recomendaciones.

Una buena forma de darse a conocer es a través de las opiniones de otros con quienes ha trabajado. Es una buena opción el solicitar a los jefes, pares y/o clientes que escriban una reseña sobre la experiencia trabajando en conjunto.

9 No demostrar el manejo de más de un idioma.

Chile es el país de Latinoamérica con menor cantidad de personas que manejen bien el inglés (menos del 5%), por lo que si se domina ese idioma, es recomendable escribir el perfil en inglés o dejar claro que se tiene un manejo fluido de esta lengua. Está demostrado que en el país esta habilidad vale mucho más que un MBA en la búsqueda de nuevos empleos y en procesos de reclutamiento.

10 No compartir artículos u opiniones.

Es probablemente el paso más difícil. Pasar de dar un simple ” like ” a compartir artículos o redactar comentarios. También se recomienda “linkear” las publicaciones propias, obteniendo una suerte de blog dentro del propio perfil. Construye reputación compartiendo información relacionada con el área de experiencia profesional.