Los tres rasgos de los líderes inspiracionales

Rhett Power, cofundador de Wild Creations, aporta su particular receta.

338

Cuando se produce un fallo técnico, la producción se queda en stand-by y el plazo de entrega parece materialmente imposible. En ese momento, es muy probable que cada profesional tenga su propia teoría o solución, pero el tiempo, como reza el refrán, es oro, con lo que contar con un líder que ayude a mantener la calma e inspire a sus empleados es clave.

¿Cómo es ese líder que logra inspirar al resto del equipo, incluso en los momentos de mayor tensión?

1. Generan confianza

Según Forbes, líderes de la talla del ya fallecido Nelson Mandela fueron tan influyentes porque la gente sabía que podía confiar en ellos. Su palabra era su mejor fianza. “Este mismo sentimiento puede fraguarse en el lugar del trabajo, donde los empleados prefieren líderes más fiables y transparentes. Los empleados se han cansado de giros inesperados resultantes de la falta de preparación de sus manager”, explican desde Forbes, con lo que, si desea inspirar a su equipo, simplemente mantenga sus promesas, las grandes y las pequeñas.

2. Muestran entusiasmo

Si un líder no se entusiasma con su trabajo, su equipo tampoco lo hará. La clave es mostrar que uno disfruta y que se interesa por aquello que hace, expresarlo de modo explícito. Los líderes inspiracionales tampoco suelen divagar o dar rodeos; ellos tienen un plan y una visión detallada de los pasos a llevar a cabo. Un plan, asimismo, en el que involucrará al resto del equipo, con lo que necesitará ser un excelente comunicador.

3. Mantienen el optimismo

El ambiente de trabajo juega un papel clave en la productividad del equipo, lo que no significa que los problemas deban obviarse. Fomentar el optimismo y buscar soluciones positivas, atajando los problemas de frente, es una buena manera de conseguirlo.