fbpx
Viernes, Marzo 5, 2021

Mal inicio del “Big Three” de Brooklyn Nets

Incertidumbre en la fanaticada de Brooklyn Nets dejó el debut de llamado “Big Three”, compuesto por las superestrellas Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving.

Incertidumbre en la fanaticada de Brooklyn Nets dejó el debut de llamado “Big Three”, compuesto por las superestrellas Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving, quienes no cumplieron con las expectativas que se generaron de verlos juntos por primera vez y fueron partícipes de la derrota que su equipo sufrió a manos de Cleveland Cavaliers 147-135.

La efervescencia en New York era enorme por ver en cancha a tres de los mejores jugadores de basquetbol en la actualidad. Los argumentos de este entusiasmo estaban a la vista: el esfuerzo que hicieron por traer a Harden desde Houston fue millonario; saber que Durant ya está recuperado de sus lesiones; y sobretodo, ver que Irving se está enfocando en su carrera otra vez. Cuando este último regresó a los entrenamientos tras una extraña ausencia, las ganas de ver el partido inaugural del “trío mágico” crecieron como la espuma.

Cleveland parecía ser la víctima perfecta para la fiesta. Son un plantel joven y en construcción, por lo que serían una presa fácil para los tres gigantes de Brooklyn. Pero pasó todo lo contrario, Los Cavaliers se vieron una escuadra compacta y disciplinada. Todo lo contrario a los Nets, quienes sucumbieron con facilidad.

¿Las razones de este mal inicio del “Big Three”? principalmente, les pasó la cuenta la falta de entrenamientos juntos, se vieron desconectados y descoordinados en sus movimientos, sólo apelando a sus destrezas individuales.

Si bien el partido se extendió a dos tiempos extras, los Nets nunca fueron superiores a Cleveland. El entrenador newyorkino Steve Nash no pudo basar la estrategia del equipo en sus tres astros, la agresividad de los Cavs en ofensiva fue un problema sin solución.

Los Nets dicen estar tranquilos, una vez consumada esta derrota trataron de bajarle el perfil, diciendo que sólo fue un mal inicio y que, a medida que el mencionado tridente comience a conocerse, llegarán los resultados positivos.

Veamos cómo termina Brooklyn en la temporada regular. El hecho de tener a megas estrellas en su plantilla no es sinónimo de éxito. Ya lo sabrán varios equipos en el pasado que, a pesar de tener quintetos estelares, jamás lograron ser campeones de la NBA.


También te puede interesar:

NOTICIAS RECIENTES

DATO ÚTIL

TENDENCIAS