Marita García: “Veo muy lejano el tiempo de grabar en TV”

Marita compartió en Instagram lo feliz que está con su nuevo estilo de vida en el sur del país, "lejos de las prisas y las apariencias".

Marita García
Marita García

La actriz Marita García, que dio vida al personaje de Maite Soto en Verdades Ocultas, mostró en redes sociales lo feliz que se siente lejos de las teleseries.

Desde 2018, momento en que habló con los productores de Verdades Ocultas para que la sacaran de la teleserie, Marita se fue a vivir al sur del país. Cambio en su estilo de vida, que según sus publicaciones en Instagram, fue “su mejor decisión”.

Razón por la que la actriz decidió no volver a aparecer en ninguna historia ligada con la pantalla chica.

Según su propia publicación en redes, a Marita García no le parece una buena idea volver a las teleseries o alguna producción nacional, ya que ahora vive más relajada y “no tiene que aparentar”.

“Otro lunes de montaña. Vida sencilla. Aquí hay poco que aparentar, poca superficialidad que sostener. Sin maquillaje, con ropa cómoda que pueda llenarse de tierra y semillas”, escribió Marita en Instagram.

Seguido de: “Veo muy lejano el tiempo de grabar en televisión, siento que no quisiera vivir en ese ritmo otra vez. Me he vuelto lenta y eso me hace más feliz”.

Nuevo post en su cuenta oficial, donde también comparte rutinas de yoga, que deja ver bien clara su decisión de permanecer alejada de la tele.

¿Por qué se alejó de las teleseries Marita García?

De acuerdo a una entrevista que Marita García concedió en 2019, la actriz se sentía agotada de las exigencias de las teleseries, sobre todos vespertinas.

Sobre todo porque su personaje en Verdades Ocultas, Maite Soto, se tornaba muy desgastante, ya que pasaba llorando.

“La teleserie de la tarde es difícil, para el actor es súper exigente. Te vas para la casa apaleado y con los ojos como papa porque te tocó llorar todo el día. Además Maite era una niña que le pasaban puras cosas malas. Por lo mismo pedí que me sacaran”, confesó Marita en aquella ocasión.

Revelación que la intérprete sostuvo asegurando que “llevaba un año y medio llorando cuatro veces a la semana, a veces más. Si a ti se te muere un familiar muy cercano lloras un año y medio todos los días, pero no en el trabajo. El cuerpo no distingue de la lágrima falsa de la real”.

Motivos por los que “se ha vuelto más lenta”, y ha cambiado radicalmente su estilo de vida, a uno más sencillo. Sin poses ni superficialidad, “nada que aparentar”… conectada con la naturaleza, sin maquillaje y con ropa cómoda.